Amy Winehouse y Jean Paul Gaultier, tributo mal entendido

Realmente me siento entre la angustia y el placer, como ya he comentado casi todo lo siento como un exceso, con el tritubo que hizo Jean Paul Gaultier a Amy Winehouse, realmente, creo que si bien está bien como fuente de inspiración, quizás los cigarros  sobraran.

La moda, siempre ha sido un exceso, quizás de ahí, mi interés, pero los muertos, deben estar para ser honrados o olvidados, se que habrá excepciones a lo anterior, pero no es el caso que nos ocupa.

La colección que de original poco, parecía realmente inspirada en ella, las cosas como son, pero como artista que debería considerarse el modisto, ¿tiene sentido que el arte se asemeje a la realidad? La verdad, es que para mí no, como dijo Wilde, mi mayor fuente de inspiración, el que llama pala a una pala, debería estar obligado a utilizarla toda la vida.

Pues por lo que veo, Gaultier, debería replantearse el tributo, no porque no haya dado beneficios para la fundación de Amy, que también, sino porque el vestido blanco, la modelo con una estética de yonki es desagradable, cosa que un tributo, nunca debería acometer y menos, cuando se supone que es por una cuestión artística y aunque, haya para gente que no lo sea, para mi el arte es belleza.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s