Pereza

Hoy es domingo, es un día en el que la pereza está permitida, es creo el más benigno de los pecados capitales, en el eneagrama se corresponde al tipo 9, pero también al ser el menos malo, también es el que más nos encierra, ya que no lo combatimos, como pueda ser la envidia, que con esta en el pecado va la penitencia. 

La pereza puede ser con un aire cálido en un día de calor, se pierde en la multitud de sensaciones y emociones diarias, en mi caso la envidia, es como una piedra en el zapato, a cada paso que das, te recuerda, aquí estoy.  También es cierto, que al final, de forma sibilina, si la pereza se hace con nuestra vida, será una vida gris en la cual estaremos a gusto y sin capacidad de cambio, ya que los que padecen, (y todos la padecemos en algún instante) nos dejamos llevar por esa embriaguez que nos invade, como el efecto de un calmante, volviéndonos amigos de la desidia y olvidándonos de nosotros mismos y nuestros sueños.

Dicen que el 4 empieza a sanarse cuando tiene al uno, cuando empieza a terminar lo que empieza, pero me invade la pereza cada vez más, intento analizar el motivo, pero no lo encuentro,  quizás sea la indiferencia hacia todo, quizás después de este venga un sentimiento positivo para mi, el aburrimiento, porque sólo cuando nos aburrimos de la máscara, podemos quitárnosla,  y empezar a mostrar nuestro verdadero yo, con nuestras penas, alegrías, pero que surgen desde una verdad para nosotros antes desconocida.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s