En busca de las palabras

Esta semana ha ocurrido uno de esos momentos que más me maravilla, un disco de Goldfrapp, y este Tale of Us es una maravilla. Es un disco que te deja en el presente, que no te evade como anteriores discos,  hace que el presente sea algo bonito, algo donde por fin quiero estar.

No es fácil vivir el presente, más bien vivimos en un estado de futuro predicho en función de una pasado, más aterrador o optimista de lo que realmente fue. Algunos tendemos al catastrofismo otros al optimismo,  lo último ha sido venerado por mucho tiempo, pero lo primero creo que siempre ha sido más artístico.

Ahora que me imagino en una playa viendo el mar, ahora que vuelvo a estar solo, porque elegimos el miedo al amor, que ya no quiero patrones caducos, que ya no me interesa que me analices en el metro para intentar ver quien gana en esa batalla de miradas penetrantes consistente en intentar descubrir las intenciones que nos son siempre ajenas, porque no conocemos ni las nuestras propias. Somos victimas de un “no sé” perpetuo, que sólo el ego intenta eliminar, para asegurarse su existencia, pero no conocemos ni que nos creó en un principio, ni cuándo nos moriremos que es la única información relevante, lo demás es una telaraña de decisiones mejor o peor tomadas, pero siempre acertadas.

Ahora me imagino que llamas a mi puerta, que abro, nos besamos y nada ha ocurrido, pero las telarañas, son como los huevos, fáciles de romper y casi imposibles de recomponer y llamar a esa araña llamada destino, no es ni beneficioso, ni recomendable, quizás la mejor alternativa sea empezar de nuevo.

Espero que la próxima no haya arañas, más bien solo tiempo recobrado, porque el tiempo no lo perdemos jamás, no podemos perder aquello que no nos pertenece. Por mucho que nos empeñemos, que encontremos esas palabras que nos guíen hasta mi cuarto a ver como pasan las horas, los años, pero siempre juntos.

Y ahora me entregaré al gimnasio, a la frivolidad y la gelidez, siempre me salvó, pero es solo una máscara, porque en el fondo, sigo siendo la misma persona que cuando nací, alguien que solo pretende ser querido por como es.

Una de las canciones más bonitas que jamás se ha hecho, también recomiendo Clay del mismo disco.

Anuncios

2 comentarios en “En busca de las palabras

  1. Excepto con Goldfrapp, pensamos parecido. Importa ahora, importa ser uno mismo, importa saber que cualquier decisión tomada será la acertada porque es la única decisión que no podía mantenernos en movimiento. Un abrazo y que disfrutes de ese disco, aunque a mí no me entusiasmen!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s