Preguntas retóricas.

¿La lucha está a punto de terminar?, ¿la reconciliación está cerca?  ¿soy feliz? ¿lo seré?  Preguntas metafísicas sin respuesta alguna…

Los conflictos cotidianos me sobrepasan, supongo que a muchos, los seres humanos vivimos demasiado, por eso nos preocupamos, porque tenemos tiempo para hacerlo, esta idea tan sencilla se encuentra en varios libros de autoayuda, también como ya puse en algún post, ser un 4 de eneagrama, me hace vivir las cosas con una intensidad que ya me resulta aburrida hasta a mí.

En mi, las ideas son como los potajes, las meto en mi cabeza,  le doy vueltas y vueltas, horas, días…, hasta que se pegan a mi, y empiezan a oler mal, porque se pegan, se queman y me terminando quemando a mi.  Pensar está sobrevalorado.

Quiero beber hasta desfallecer, abrazado a ti, quien quiera que seas, porque menospreciamos el poder del alcohol, hace que fusionemos partes que en nosotros mantenemos secretas al menos para la mayoría, destruye la vergüenza, también borra las exquisiteces estilísticas de las que somos presos, porque no hay mayor cárcel que nuestra forma de ver las cosas y no es que incite a beber, Dios me libre, sí a salir de nuestra carcel, nuestros puntos de vista.

Me gustó mucho la frase de Proust  “El verdadero viaje de descubrimiento no consiste en buscar nuevos paisajes sino en mirar con ojos nuevos”, lo que pasa es que vamos por la vida o con gafas oscuras o tuertos, o bizcos, también dice algo relevante la física cuántica de forma similar (que me perdonde si algún físico o experto lee sobre esto y no es así, pero es lo que me ha llegado) existen tantas realidades como observadores, la realidad objetiva por lo tanto no existe.

Así que como la realidad no existe, ¿por qué los que somos pesimistas elegimos la peor realidad? Esto se una pregunta compleja, y me gustaría llenar esto de palabras, pero la única respuesta honesta es un No sé. Puede que sea genético, de que hasta mi primer año no durmiera de noche y sí de día y tuviera a mi pobre madre loca,  pero elegí una cosa hace tiempo y no sé como cambiarla… Y lo intento, si encuentro el camino, lo pondre por aquí, porque lo que si tengo claro, es que ser pesimista, no compensa, por mucho más artístico que sea, mucho más operístico, las palabras son palabras, y al final, yo quiero sonreir contigo, dormir contigo si me dejas y ver París desde un balcón en otoño.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s