Un día cualquiera

Hoy me levanté, desayuné como siempre, café con leche (con nueces y omega tres), tostadas con aceite, tomate, ajo, (no apto para enamorados) , medité y salí a la calle, metro lleno, me encontré con una campañera, fuimos por un café y una napolitana, lanzadara con mucho restraso, escuchábamos canciones sueltas, Vanessa Paradis, Pet Shop Boys, Reamonn…

Esto es un día cualquiera, ¿podré maravillarme ante tal cosa?

Sólo la superficialidad puede salvarme en determinados momentos… Anoche con 3 tintos de verano, la rigidez me abandonó, la frivolidad me invadió, y con ella abro las puertas a un mundo de infinitas posibilidades, de discusiones absurdas, con frases, como: “la verdad está sobrevalorada”, “la vida sin una verdad no vale nada, pero sin una mentira vale mucho menos” (algo similar hay en un disco de Fangoria) , entrar en discusiones banales para que te pregunten ¿en serio? Y respondes:  no, me lo acabo de inventar… Eso es, la ausencia de orden, salir de Mondrian, para entrar en los fuegos artificiales… Al final la vida es lo que pasa mientras nos la tomamos en serio.

Siempre es un reto perder la cabeza, entregarse al momento, quizás la locura sea la nueva cordura, porque cuanto más medito sobre la muerte, más banal me parece todo, si me viera postrado en una cama dentro de 50 años, ¿haría lo que hago ahora?  y aunque esto puede llevarnos de paseo a tomar excesivos riesgos,  la zona de confort es nuestro yo dentro de 50 años.

Me voy a pescar.

 

Anuncios

2 comentarios en “Un día cualquiera

    1. Alex la única posibilidad de vivir es el presente, la zona de riesgo es quedarse haciendo lo que a uno no le gusta, pensando que las cosas cambiarán solas, que algún día las estrellas, se confabularán para que hagamos lo que queremos hacer… Como me dijeron ayer en la clase de yoga, lo opuesto al amor, no es el odio, es el miedo…. Y por ese miedo, no nos queremos a nosotros mismos y malgastamos nuestra vida haciendo cosas que debemos (pensamos que debemos) o que pensamos que son mejores… siempre pensamos, para algo tan básico como darnos cuenta que la felicidad, se siente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s