Viernes, ese día

El mejor día de la semana, el día por el que todos esperamos, ¿curioso no? Es como nuestra vida, nos la perdemos esperando que lleguen los momentos especiales, luego llegan y a esperar otro viernes.

Creo que esto es algo demencial, frases manidas “como si la vida te da limones, haz limonada”, deberíamos grabárnoslas, repetirlas hasta la saciedad, quizás así se hagan realidad, aunque parece que lo de repetirnos una cosa, según muchos no puede funcionar, cuando eramos pequeños, sí lo hacía. También hemos de plantearnos nuestra permeabilidad y autenticidad entonces y lo que ahora somos, como nos hemos vuelto mucho más rígidos e inflexibles.

Crecer por mucho que nos empeñemos está sobrevalorado,  cuando eres niño, te caes, te levantas, a otra cosa, ahora nos tiramos horas, días, meses y años quejándonos de la caída, sin la frescura de la inocencia, sin el escudo de la humildad, que nos permite equivocarnos sin guardar rencores contra el mundo y nos permite aprender, nos perdemos en un ¿me habrán visto? ¿cómo he podido cometer este error? al final, estos pequeños actos, nos llevan a una rigidez y aburrimiento…

Una de las canciones que más me gusta del último disco de Fangoria es Peligros, por esa pequeña frase “perder el sentido común” porque el sentido común, es también el sentido de los condicionamientos, el de renegar a aquello que fuimos, al que era coger un papel y un lápiz, dibujar sobre nuestra cama e imaginar historias imposibles, dejarse arrastrar por la creatividad entregándonos al momento, esa es la lucidez tal vez, la falta de sentido común, porque al final este, no suelen ser más que proyecciones pasadas hacia el futuro.

El futuro, no existe, o sí, dependerá de nuestra filosofía de vida, lo que si creo es que la locura, lo hace fresco y diferente, sobre todo si lo compaginamos, con algo que todavía considero cursi, el amor, con esa mezcla la vida sera mucho más plena, ahora solo falta, entregarse a ambas. Es difícil, ni físicamente soy capaz de soltar la cabeza, tengo problemas cervicales… Quizás Alexander Lowen tenga razón y todas las manifestaciones psíquicas tengan un reflejo en el cuerpo y en el mío la incapacidad de la locura, del dejarme llevar se haya manifestado en esta rigidez en el cuello. ¿tiene sentido? Sí, pero es esto lo que quiero perder…

Feliz Viernes a todos

Anuncios

2 comentarios en “Viernes, ese día

  1. Buenos días!!

    Me ha encantado tu post!

    Todos gritamos eso de ¡¡Por fin es vierneeeeeeeeeeeeees!! Total luego, el finde se pasa en un momento! Pero da gusto que llegue el viernes y poder descansar, salir por ahí a tomar algo con los amigos, etc…

    La frase, “como si la vida te da limones, haz limonada”, tiene su aquél… 🙂

    Feliz viernes para tí también!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s