Teoría del esfuerzo

Hoy es de estos días meditativos, en los que piensas que haces cosas que no te gustan y que te falta energía para hacer otras o cambiar el rumbo.

Estar en un trabajo desmotivador, no ayuda a sobrellevar lo cotidiano. Y los tiempos no ayudan a cambiarlo, por mucho que me empeñe en ello.  El título es porque una persona me dijo que me mostrara más y me esforzara menos, algo que quizás sí sirva en la vida, porque el esfuerzo, creo que está infravalorado en este país, mientras que la sociabilidad está mucho más. Aquí ya entra el sistema de valor de cada uno y que piensa uno que debe valer más, porque todo es relativo.

Al final, las cosas no existen, nada existe, porque todo pasa por nuestro filtro mental, siempre de pequeño me planteaba si los colores eran un convencionalismo, ¿qué que pasaría si lo que yo llamo verde, para ti es el azul? Sé que puede parecer un koan zen, pero…

Al final es esto, darme cuenta que todo es un convencionalismo y que nada es tan importante como parece. Mi tendencia a la exageración de todo hace que este camino sea más tortuoso de lo que debería. Creo que debería ir y tomar vitaminas o volver a tomar carne una vez a la semana (probablemente sería el pescado la opción), a ver si así me siento con más energía, porque esta vez, estoy como que se me pasan las horas en un devenir de pensamientos inconexos y son las 11, parece que es hace un minuto cuando me levanté y estaba haciendo yoga en casa.

Una tranquilidad extraña, un paseo por las horas efímero, porque la vida se escapa entre los segundos y se vive entre los instantes entre los que cada pensamiento ocurre. La creatividad se fue, ¿volverá desbordada? No lo sé, la energía se agotó, ¿ volverá a estallar? a veces, de la mayor de las calmas, surge una tempestad, que nos parece mayor, porque en la calma, en el vacío, lo poco, nos parece mucho, como los amantes distantes que se acarician muy de vez en cuando, en ese momento, se desbordan, porque el miedo a lo desconocido, nos hace más presentes y el contacto humano, al menos a mí, me traslada.

Anuncios

4 comentarios en “Teoría del esfuerzo

  1. Lo de los colores es una de mis ralladas mentales de siempre jajaja. Cómo te entiendo. ¿Y si lo que yo veo como rojo es el color que tú llamarías verde? La vida en sociedad se basa en estos convencionalismos. Aceptamos que para todos nosotros el azul es el mismo color y que el dinero tiene algún valor, cuando no deja de ser papel impreso.

    En cuanto al desánimo… yo como carne y estoy en las mismas. ¿Será este tiempo loco que no se decide a ser otoño? ¿El sentir general? Al menos yo lo estoy aprovechando para crear (si no puedes vencer al enemigo… ¡sácale partido!). Te lo recomiendo.

    1. Alex, no sé, para colmo tras muchos años trabajando veo hoy un post, de alguien muy famoso en el sector que lo deja, para decidarse a otra cosa, probablemente más esotérica… Es como que el destino me dice: Es hora de irse.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s