Espejo. Eneatipo 4.

Nunca te reconocí, hasta ayer, es normal, eres igual que yo, un espejo distorsionado, ¿cómo vamos a reconocer el igual si el envoltorio es totalmente diferente? Ayer te vi, con tu envidia, tu maldad extrema en los comentarios, procedentes de un corazón destrozado, desanimado e incapaz de recomponerse, porque piensa, iluso, que no volvería a unirse, que esta vez, sería la definitiva, la muerte, obviando, que el corazón, es el músculo más fuerte, es lo más parecido al Ave Fenix. Pueden destrozárnoslo, pero volverá, y cada vez más glorioso, más bello, más ardiente, solo que hemos de dejar que las cosas sigan su tiempo, a veces, tardará un año, otras meses, otras tal vez una vida.

Te he visto durante más de un año, de forma asidua,  te veía diferente a mi, claro, reconocerse uno, en el odio, en la desesperación por ser amado, es complejo, esa parte donde se une nuestra sombra, lo que somos pero no queremos ver y nuestra máscara, lo que realmente aparentamos y tampoco somos, en medio, de este lío, estoy yo, estás tú.

La envida  es un lodazal en un lúgubre bosque , del que poco se puede hacer para salir, solo reconocerse ahí,  esperar ayuda celestial, esa ayuda que te haga ver, que me haga ver, que , hay algo más auténtico, no sé si más bonito,  hay que mirar al cielo, y ver las estrellas, guiarse por ellas, pero poniéndose en marcha, quedarnos en el lodazal de poco servirá, hay que salir de este bosque, porque la vida en él, carece de belleza. Y nosotros 4, somos adictos a ella, la belleza también puede ser alegre, no decadente, no tiene porque ser elitista, también puede ser vulgar.

Pero retomando el espejo, qué difícil ha sido, tanto como verme ahí, tanto como verme en lo destructivo, en lo viperino, en ser capaz de destrozar la cosa más bonita con un, si tuviera… sería aún más maravilloso, solo con una frase, destrozar lo que se me ponga por delante, pero no siempre es así, anoche bailando con Suecia, me sentí libre, sonreí, lo miraba, le dí un beso, él me correspondió, y sentí la libertad de disfrutar el baile sabiendo que era mejorable, pero sintiendo con mi corazón, que era perfecto, porque era así como debía de ser.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s