Vengaza, otra vez.

Viniste a Madrid Suecia, viniste para ver a alguien, no a mí, cuando tuviste problemas recurriste a mi… Es curioso, como en la relación al final que se supone de amistad, yo hago de padre salvador, cuando siempre he querido ser la princesa rescatada.

Eso me hace darme cuenta de varias cosas, no soy tan débil como pienso, pero me vine abajo después de que te fueras, no sé si porque no me quieres, al final, los sentimientos son como una tela de araña, todos están conectados entre sí, al tocar el amor, tocas el odio, la alegría, la pena, el miedo, es difícil pasearse por uno, sin tocar otro.

Como ya he comentado la venganza es una emoción poderosa, catárquica, alquimista, transforma el desamor en otra cosa mucho más digerible, el problema vendrá después, cuando intentemos reparar el daño causado, porque muchas veces, el que no nos quieran no es culpa nuestra y tampoco de la persona que tenemos delante y los ataques, suelen volverse contra uno, leyes físicas, cuando uno ejerce una fuerza contra un objeto surge otra de la misma intensidad en dirección opuesta….

Londres y Suecia

Hoy escribo desde Londres, sin tildes, sin la N patria, licencias que te da un teclado ajeno, llevo mucho tiempo sin escribir, tampoco ha cambiado gran cosa en mi vida.

A excepcion de Suecia, llamar a tus ex-algo, por su pais de procedencia, antes fue Finlandia, y con ambos la certeza es similar, la posibilidad de un futuro eterno y placentero, alejarme de la pena, queriendo a alguien, estoy quemando las ultimas naves para quererme a mi mismo, pero como quererse a uno mismo? es complicado porque el amor a uno mismo es el mas dificil de los amores, a la vista esta que todas las madres al nacer su bebe son capaces de hacerlo, pero probablemente no a si mismas.

Con este panorama incierto, con el libro de Proust en esta oficina inglesa, viendo como alguien mucho mas joven se casa, para irse a USA con el que sera su marido, yo sigo viendo llover por la ventana, anorando la posibilidad de un futuro feliz que no llega y maldiciendome cientos de veces por el tiempo malgastado, lo cual es como una ruleta, giras, giras pensando que sera diferente, pero al final, todo se repetira inequivocamente.

Suecia, tengo la certeza de que podiamos ser felices, pero las certezas, como el amor tampoco son suficientes, y ahora que las cartas estan sobre la mesa, que el 4 se revuelve en el fango, como una anaconda a la que acaban de cazar, pero que tampoco sabe si esta vez quiere defendenderse, para que? para que defenderse de la muerte cierta de un amor no correspondido? Y aqui en un lodazal, donde el miedo es el fango, un fango que no mata, solo retiene, esto podriamos compararlo a la muerte, porque esta lo termina todo el fango da esperanzas, pero el precio quizas sea infinito…

Empezar de 0 es la unica posibilidad, mientras he cambiado Sia, por la Callas, pero siempre quise empezar de 0 con alguien, con Suecia, con Finlandia, con Italia, pero todo vuelve a ser lo mismo, si quieres hacer algo, estas solo y este solo no tiene tilde…