La vida no está hecha para contar calorías

Mirar la comida, ver que no es sana, comértela porque está buena, luego arrepentirte, esto puede extraplolarse al amor, ver a quien no te conviene, enamorarte aunque sea malo, luego arrepentirte pero ya estás enganchado.

Después de todo, los placeres prohibidos, son más placeres… Ahora sin nada que hacer en el aspecto emocional, mi vida se torna gris, opaca, como un vaso lavado cientos de veces que ha perdido su esplendor ya irrecuperable, la única posibilidad, cambiar la copa. Quizás descentrarme del amor en pareja, ha sido un fracaso, aceptarlo y dejarlo atrás.

La vida no ha sido difícil, pero tampoco divertida, decir que soy un 4 de enagrama, es simplificarlo todo, ahora miro por la ventana, veo un espléndido día, un montón de coches, pero ningún aliciente… El amor me desbordó, me ahogó en sueños y ahora, me deja en un desierto, aprender a beber de otras bocas, no sé si es un error, porque nunca me ha producido felicidad lo que he conseguido, los cocktailes son más bonitos en la foto que el sabor que producen y después de unos cuántos, ya si saben y solo dan dolor de cabeza.

No hay forma de rendirse a las expectativas, porque no nos podemos rendir a la esperanza, ella es la que nos lleva en brazos en los momentos de flaqueza, pero también nos fuerza a soñar, donde mis sueños, no se corresponden con futuros posibles o al menos que dependan de mí.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s