Y entonces, tú.

No sé que pasa, que prometes no volver a caer en ideas románticas, en posibilidades que se me antojan imposibles, pero las emociones nunca las he controlado demasiado bien.

Las emociones para mi son como un tornado, un elemento que se genera de la nada y empieza a creacer hasta volverse incontrolable, quizás la lección a aprender sea dejarme arrastrar y no luchar, porque no se puede luchar contra lo que es más fuerte, a veces, y más de la que pensamos rendirse es el triunfo, rendirse es lo realmente complicado.

Imaginarte cerca, estando lejos, es contradictorio, pero atemporal, si la teoría del big ban es cierta, todo surgió en un instante, en esa eternidad de la que dajarán constancia los emails y todo quedó conectado, porque al final el tiempo es una invención humana, para intentar controlar lo que tarde o temprano ocurrirá nuestra muerte. En un libro de los que odio, de esos de realismo mágico, quizás el que no piense que el tiempo exista, se vuelva eterno.

Peco de imaginativo, pero la vida sin pecados sería aburrida, es mejor pedir perdón que arrepentirse, ¿o no?

Imaginarte cerca, estando lejos es contradictorio, pero imaginativo y con infinitas posibilidades, estar tumbados si necesidad de hablar, sin necesidad pensar, en un estado próximo al nirvana, porque el nirvana, quizás no sea más que dejarse estar y aceptar que el mundo nos queda grande y que solo el amor, y solo las horas que nos inventemos, merecerán la pena.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s