¿Hasta cuándo voy a esperar para hacer lo que quiero hacer?

Esta es la pregunta, y no sé qué responder, este fin de semana debería ir a Ikea y comprar un cuadro o algo que me lo recuerde, ponerlo en el salón y leerlo todos los días.

Por qué desde luego, postergar y posponer deberían ser los dos pecados capitales que sustituyesen a la gula y la lujuria, que tan malos en su justa medida no lo son.

El otro ejercicio, hacer dos listas, lo que me gusta en una, lo que hago en otra, comparar, esto se me da bastante bien y ¿actuar de forma acorde?

Creo que en lo anterior hay dos preguntas básicas y la primera me produce vértigo, una sensación de ligera opresión en el estómago.  Poco a poco voy librándome de los condicionamientos sociales, del miedo a qué piensen de mí, de ese “fracaso del éxito” del que escribiré otro post, por qué y esto es una pregunta abierta, ¿por qué anteponemos el éxito a la felicidad? Y eso, es fácil, nos gusta que nos quieran, yo lo antepongo para llamar la atención, para que me quieran… y esto hace que me quiera yo un poco menos…

Contradicciones.

Buddha-Quotes-The-trouble-is-you-think-you-have-timeFoto de Hashtaglines

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s