Olvido

Ahora mismo solo escucho el sonido de la nevera y el de un autobús que acaba de pasar.  Son las 6.20, me gusta el silencio de las grandes ciudades, hay mucho contraste y  esto  me llama la atención.

Recuerdo que me gustaba mucho la Nochevieja o la nochebuena cuando era pequeño e iba a casa de mi tía, la que aún sigue con vida, miraba por la ventana y veía los edificios con casi todas las luces  apagadas, luego había algunas encendidas, como un cielo estrellado hecho de ladrillo y hormigón. Me imaginaba el interior ¿qué podía hacer una persona a las 2 de la mañana? Daba igual que fuese Nochebuena o Nochevieja, eso no estaba en mi cabeza, solo las luces de los edificios, mi imaginación y el paseo en coche, los dueños de las luces podrían estar viendo la televisión, terminando de comer o fregando los platos, las cosas cotidianas son al final las que llenan la vida y son las que más menospreciamos. Hasta que murieron mis abuelos y se dejó de celebra era como un ritual.

La muerte siempre irrumpe, ya sea esperada o no, y acaba con una realidad, el nuevo estado puede ser de liberación y agradecimiento como cuando muere un familiar cercano tras una larga enfermedad o como un tornado siendo nosotros un barco, que nos arrastra una y otra vez al fondo de un océano que cada vez vemos más oscuro. La ciencia no puede luchar contra ella, porque ella no lucha, no necesita tan siquiera defenderse, su guadaña es implacable.

Entonces estos recuerdos infantiles se me olvidan, y tengo que hacer un esfuerzo para recordar que fui feliz, que cuando miraba al cielo abrazado a mi perro en las escaleras de casa, la inmensidad del cielo en aquel instante me devolvía al estado infantil de mirar edificios en Nochevieja, que no sabía que era y que no importaba y que por eso era especial, porque un niño no pone etiquetas, al menos yo no las ponía.

Pero llegaste tú, muerte, y acabaste con las nocheviejas y las nochebuenas, después con mí tía y posteriormente con mi perro, y el olvido no es la cura, pero el recuerdo es la pena.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s