Otro 28+1

Ya comenté que odio el 29 es el número gafe para mí y aquí estoy, esperando que sea un día normal, dado que el 25 fue negativo, aunque liberador.

En la sicoterapeuta el otro día me di cuenta que para mí el cariño tiene mucho de contacto físico, creo que es lo normal, las emociones se expresan más fácilmente que se explican.

Ayer fue un día raro, mi otra manía es con los miércoles, en el trabajo empecé y ví que no me da tiempo a entregar lo que tengo que entregar el lunes, puesto que hay reuniones y pérdidas de tiempo continuas. Las reuniones y los emails son la mayor pérdida de tiempo que he visto en este país, porque te quitan una y te ponen otra.

Luego estuve en casa de una amiga, fui con una compañera de trabajo, la acaban de operar de las amígdalas, no podía hablar, se la notaba dolorida, 2 semanas de baja y pensé, ¡qué maravilla! debe ser jodido, pero también maravilloso no ir a un sitio que no te apetece por dos semanas, esa es una prueba más de lo poco que me motiva mi trabajo, veo más interesantes las bajas que lo profesional. Ella allí tendida con su perro, que es cariñoso y callado, la gata de su novio, que se pasea gorda y grande, como los gatos japoneses que mueven la mano, con una alevosía típica de perros grandes o de reinas de Inglaterra. Se escapó cuando ibamos a salir, escuchó un ruido y volvió a meterse asustada. Por lo visto el novio tiene otro gato, pero el macho se esconde y no sale. Por eso no me gustan los gatos, como dije antes soy de contacto físico en lo relativo al cariño.

En la clase de inglés también lo hablé, dije que España es un país de extrovertidos, que está es la virtud más valorada, que lo que se consigue, se consigue por contactos y no por talento, que la única forma de salir de esto es mediante la importanción de políticos alemanes. Mi empresa es un reflejo de esto, no se asciende por méritos, se asciende por relaciones. Luego pasa lo que pasa, que nos hemos quedado como me han dicho, “en la prehistoria” y al final no se consiguen clientes relevantes nuevos. Los empleados se retroalimentan, es como una serpiente que se devora así misma, cree que se está alimentando.

Y es la hora de salir de ahí.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s