Proust

Pero a veces el futuro habita en nosotros sin que lo sepamos, y unas palabras nuestras que creen mentir señalan una realidad próxima. En busca del tiempo perdido. Sodoma y Gomorra

Hoy otro día más en el que mandé no sé si 3 o 4 ofertas de trabajo, me apetece una cambio, dejar una realidad que por cotidiana se me hace infumable y en los cambios insoportable. Vivir no es pasar las horas, esperando que pasen las siguientes.

Hoy estuve en una escuela de negocios donde doy clases preparando las clases del año que viene, que serán unas cuantas y que si sigo, el próximo curso serán bastantes menos. Tenía mis dudas, si dar más clases este año, pero lo pensé y dije, que es una oportunidad y está bien valorado, esta vez no surgió la envidia que me devora a ver otros colegas de profesión, pensando tienen la vida que yo quiero, porque trabajan en lo que a mí ya no me interesa. No soy yo, eres tú.

Pero volviendo a Proust vivir en esa mentira disfrazada de palabras para hacer arte, debe ser complicado, vivir en esa enrevesada lingüística buscando la obra maestra debe ser estresante, surgió la obra pero creo que Proust se quedó para siempre encerrado en la complicación. A veces, las palabras son como cárceles, otras llaves que abren todas las puertas y la mayor parte de las veces vacías y sin contenido.

Sería curioso tomar un café con un personaje así, refinado, barroco, descriptivo, pero ¿quién tiene tiempo para perderse en discursos que no llevan a nada? ¿Quién quiere perderse en palabras en lugar de risas o caricias? Yo, he elegido este rumbo, porque estoy pensando que es posible salir de un agujero negro, rompiendo leyes físicas que dicen que hasta la luz queda atrapada en él. La única posibilidad, es dejarme engullir, como el goloso hace con su pastel favorito y ver por donde salgo.La solución ya no es luchar, es dejarme arrastrar y quizás al llegar al mar vea las cosas más claras.

Por otro lado me enteré que uno que organizaba otro curso fue despedido, por vago, pero planteado así, sin miramientos, no hacía nada en su trabajo altamente remunerado.  Entonces un amigo, me dijo que debía trabajar la marca personal, ¡cómo si eso sirviera en el país del amiguismo! dije siendo presa de mi victimismo y también de dosis de realidad, porque a veces somos victimas reales, como cuando por culpa de un atasco perdemos el avión con el que nos íbamos de vacaciones o detectan una enfermedad a un ser querido. y en los tiempos de las redes sociales ves que muchas ofertas no salen, que hay gente que es más torpe que yo y que consigue trabajos los cuales a mí me encantarían. Las habilidades sociales no son mi fuerte, no sería bueno en los salones franceses, sí detrás de las cortinas, pero la cobardía me impediría utilizar los puñales que soy capaz de lanzar metafóricamente hablando con las palabras.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s