Zapatos nuevos.

Hoy estoy en Málaga, hablé con Victoria que como siempre está radiante y plena. Tengo que salir a comprar unos zapatos para la boda de mañana, es un suicidio porque me destrozarán los pies como siempre hacen los zapatos nuevos.

Una vez tomada la decisión firme de dejar mi trabajo, ya no habrá vueltas atrás, no habrá más quizás, ni peros, me meto en Infojobs, en Linkedin donde ahora cambiaré mi descripción por otra que tal vez funcione mejor, la certeza en mi vida solo ha tenido un nexo de unión un todo irá a peor, una mente castigadora que a ningún lado me ha llevado salvo a esta situación de desidia.

Mientras planeo mi próximo cumpleaños faltan meses, pero será especial y quiero París-Londres o solo París, ir a ver a Wilde, el Louvre, los Campos Elíseos, quizás pueda llevar los zapatos que me compre hoy que por el paso del tiempo serán más llevaderos y cómodos.

La vida, tiene mucho en común con unos zapatos nuevos, los cambios en ocasiones nos parecen bonitos, pero en muchos casos son dolorosos, hasta que con el paso del tiempo nos sentimos cómodos con ellos, porque el tiempo suaviza y haces que las cosas den de sí, que permitan ligeros movimientos en cosas que parecían estancas e inamovibles.  El tiempo no cura,  porque nos acerca a la muerte, pero relativiza.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s