Tributo.

Hoy me desperté algo tarde, las 9 de la mañana, anoche me acosté tarde, había atasco para llegar a Málaga, menos mal que vuelvo en AVE. Me desesperan esos atascos, porque al final la carretera es el transporte de las clases medias y bajas. Los ricos pueden ir en avión o AVE y las infraestructuras pienso que cada vez son peores, pero los ricos no tienen estos problemas.

Todo este país se erige sobre impuestos, que pagamos muchos, menos las empresas como Google o Apple que buscan formas de pagar poco, lo triste es que el gobierno los deja pasar y a nosotros nos cruje. Y luego veo anuncios de Mapfre para vender planes de pensiones porque cada vez nos trasmiten más “paga para tu jubilación” ¿entonces para qué pago impuestos? Tengo sanidad privada, por vivir en Madrid pero seguir empadronado en Málaga, no me garantizan pensión  y se quedan con un 33% de  mi sueldo. ¿no es esto un robo? Si al menos el AVE fuese asequible, o la Sanidad estuviese garantizada…

Me hago viejo, aunque creo que siempre lo fui y quizás por eso estas cosas me importan, no creo que de la desigualdad que se promueve, esta ley de la jungla donde “los fuertes (ricos) sobreviven y los débiles (pobres) mueren”. Porque de la oscuridad no puede surgir luz.

Además el precio que pago por trabajar, es mucho, es insatisfacción, falta de disfrute, pobreza intelectual y artística, todo para comprar cosas que en muchos casos no necesito. De eso iba un libro que se llama “Dios vuelve en una Harley” me impactó mucho cuando lo leí… Ahora imagino que la que lo escribió será una alcohólica que se rie de nosotros, como muchos de los autores de autoayuda. Y hay algunos que me gustan, que me parecen honestos como pueda ser Jorge Lomar o incluso María José Cabanillas.

Por qué si los libros de autoayuda funcionasen, no serían necesarios 100 todos los años, solo unos pocos, pero no sirven y tampoco interesa, para mantener esta industria como viene a ser la de los herbolarios y lo natural, todo pasa por el negocio y el negocio resta humanidad, quita el amor a lo que lo toca.

Mis momentos más bonitos este año han sido bañarme desnudo en el mar por la noche, dormir haciendo la cucharita con J, las risas sobre una jamón con ruedas… todos han sido gratis, lo único que he necesitado ha sido estar abierto a la experiencia o estar en buena compañia. Pensamos que necesitamos dinero y hasta un pequeño punto es cierto, pero es el cariño lo que nos mueve, es tener cerca a quien queremos y reirnos o llorar en compañia. En el fondo no importa si es AVE o bus, porque 6 horas en bus con alguien a quien quieres es estar con quien quieres y 3 horas en el AVE solo, es estar solo. El dinero es una cárcel necesaria, pero una cárcel al fin y al cabo.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s