Huelga de deberes

Leo en Facebook  sobre una madre que dice que los profesores están para ser respetados y obedecidos, lo primero es obvio, lo segundo puede ser una aberración. Obedecer a algunos que son profesores porque hay 3 meses de vacaciones y se trabaja “media jornada” suele ser pernicioso.

Soy lo que soy, gracias a la enseñanza pública, a la cual siempre estaré agradecido y votaré a aquellos que pretendan no solo salvarla, sino glorificarla, como debe ser la sanidad. Todo ser humano tiene derecho al menos a pretender ser lo que quiere ser, a estar seguro, a no verse abandonado en los momentos difíciles. Todos debemos comprender lo que pasa, porque también es educación no votar a un partido corrupto, no ver como si de un telediario se tratara Mujeres , Hombres y Viceversa, la educación, también es darnos un espíritu crítico y la opción de elegir.

Hay profesores malos, hay profesores que no deberían serlo, a los cuales no hay que obedecer, hay que sacar del sistema educativo, mientras los buenos, como en mi caso fue la señorita Puri en EGB, habría que condecorarlas al fin de su carrera. Los deberes no son tan necesarios como pensamos, porque los deberes en muchos casos son obligaciones que nos restan creatividad, yo disfrutaba en COU haciendo derivadas y representaciones gráficas de las funciones, era un hobby, no eran deberes, pero si dedico, por obligaciones el mismo tiempo a las matemáticas que a hacer un trabajo de filosofía,, pierdo mi pasión y me adentro en el vacío de la mediocridad, porque por falta de tiempo no me adentraré entre gráficas, números y teoremas y sí en la vida de Descartes, que no me interesaba.

En mi opinión, me debieron enseñar arte, creatividad, más inglés para tener acceso a un mundo distinto a unas opiniones distintas, cosa que con los años he ido adquiriendo en parte gracias a la tan odiada pitatería.

Esto no quita otra de mis opiniones, que también hace falta un carnet para ser padre, que no se puede ser padre para salvar un matrimonio, que no podemos responsabilizar a un profesor de nuestra incompetencia como padres o madres, ni pedirle que sea el padre de nuestros hijos, porque esa no es su función. Los hijos deben ser frutos del amor y no de lo que toca, seres que vienen del cariño, no podemos ver el ayudar un hijo como una carga, es una responsabilidad que tenemos que asumir, como es alimentarlos.

La educación es un concepto amplio y que en muchos casos empiezan en actos cotidianos, como borrar un determinado canal que solo ofrece telebasura y ayudar a los hijos a descubrir sus pasiones.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s