Hacer

Mi problema con el mundo de las ideas es que me tiro ahí casi todo el tiempo, con lo que al final me frustro y llega el vacío.

De pequeño, alrededor de los 14,  me gustaba experimentar, poner las bombillas en serie que me traía mi tío Rafael, unirlas con cinta aislante y ponerlas en el Belén, que me quedaba bonito. Me esmeraba, cogía piedras de los alrededores de casa (ahora esto es imposible pues todo está edificado) intentaba encontrar musgo, cosa harto complicada en Málaga, no sé si entonces era ilegal cogerlo… En cualquier caso era menor, así que la justicia no podía decirme nada

Con los bloques de pizarra, formaban las montañas,  por donde posteriormente pondría las luces. En un extremo el castillo de Herodes en el otro el Portal. y en medio, las casas, el río que lo formaba con papel albal. Luego un plato hondo haría de lago con sus piedras y sus patos. Me gustaba porque el esfuerzo merecía la pena,  la nostalgia ahora, en este instante me hace estragos, pensando que eso no volverá a repetirse.

Es este flujo de pensamientos hacia atrás o hacia delante, lo que me produce esta desazón, la belleza del pasado y el miedo al futuro, donde reina un Dios malévolo y castigador. Si bien, hoy es distinto cuando medito mi mente se comporta de otra forma al día siguiente.

Una cosa tan sencilla como tirar el vaso del yogur de anoche, el llevar los platos a la cocina, o sacar el kefir de la nevera, que llevaba meses ahí sin alimentarlo, suponen un cambio en mi vida.

Buscar la perfección, es vivir en la insatisfacción, porque hay quién la busca haciendo y bueno nunca estará satisfecho pero puede aburrirse de los intentos, pero en mi caso,  busco la perfección en la mente por lo que sigo pensando que es posible. El aburrimiento puede ser la cura a la perfección ¿quién podría imaginarlo? El aburrimiento es práctico.

Así que no me queda más que manos a la obra, con las manos en la masa, pero utilizar las manos, dejar de pensar y empezar a hacer. La única recomendación que puedo hacer es la meditación, en Spotify se encuentran meditaciones guiadas por Jorge Lomar del libro Corazón Radiante (el cual recomiendo mucho) .

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s