Navidad Tempranera

Ya es navidad, al menos eso parece por la decoración, ¿necesitamos ese estado de amor al prójimo y a los comerciantes durante tanto tiempo? Lo de el amor al prójimo sí, de hecho es una de las cosas con las que estoy de acuerdo con la religión. Lo de comprar me encanta, pero económicamente, estoy limitado, a pesar de la paga extra de diciembre.

La Navidad es un elemento transformador, llena de alegría y/o de nostalgia (que para mí es lo contrario a la alegría, más que la tristeza puesto que esta es una consecuencia en muchos casos de dicha nostalgia) . Me gustaría que este mes la gente no se dedicara a comprar como loca, sino que nos dedicáramos a querer como locos. Saludar a esa vecina que nunca lo hacemos, llamar a quien hace tiempo no lo hacemos o invitar a un café. Creo que esto sí produciría un cambio en mi vida.  El ponerme a comprar cosas, no lo va a hacer, porque luego voy al banco y me cabreo bastante por mi incapacidad para ahorrar.

Eso sí, la decoración cada vez es más minimalista, cosa que nunca he entendido, las navidades son barrocas, llenas de excesos, no de lineas blancas y geométricas, como una sucesión de farolas en una autopista.  Las navidades deben ser como las vidrieras de una catedral en un día soleado, magnánimas, coloridas, impresionantes.

Este año, mis navidades no traerán reyes sino Papa Noel, decisión de mi cuñada, así que tendré que ponerme a buscar regalos, cosa que detesto, nunca sé que regalar… Aunque creo que Amazon o El Corte Inglés online, harán su trabajo, porque pelearme con ávidos cazaregalos, no me apetece. Sé que tengo que comprar la villa de los Pin y Pon, que son unos muñecos con los que yo jugué alguna vez de pequeño, porque mi vecina los tenía, entonces eran mucho más pequeños y si le dabas en la cabeza pasaba de despierto a dormido, ahora, tienes que quitarle el pelo y volvérselo a colocar, la ciencia avanza pero los Pin y Pon van para atrás como los cangrejos. Me gustaban más los famosos clics de los cuales tuve un montón y ya no quedan ni rastro por casa de mis padres.

Yo sé que me encontraré con ropa, otro regalo que no me gusta nada, porque soy de 2ª rebajas en tiendas que me gustan, tipo Puri o CH, ¿para qué pagar por un jersey liso más de lo que vale? Este es mi lema, aquí me sale la vena práctica. Así que tendré que comprarme yo algo, y la verdad es que tampoco sé que me apetece, porque salvo ropa y un perfume, que me compraré en Primor, todo lo que necesito lo tengo, me resulta raro escribir esto, porque ahora mi Látigo me dice, pues no tienes tele, no tienes el portátil superfino, no tienes los abdominales marcados,  vives en Madrid,…

Pero no son cosas urgentes, es curioso… Hoy 21 de Noviembre, puedo decir que tengo familia, novio, un montón de plantas en casa, un viaje a Londres planeado, unas navidades próximas que disfrutaré con mi familia y al fin y al cabo cosas por las que estar agradecido. Las navidades han llegado.

 

Anuncios

2 comentarios en “Navidad Tempranera

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s