Despertarse.

Hoy me desperté a las 3.30 más o menos, no me gusta nada esa hora por “El exorcismo de Emily Rose”, es de las pocas películas de miedo que me angustió. No soy fácilmente asustadizo por este tipo de cosas en cambio las de sangre y casquería me revuelven el estómago. He de reconocer que desde Las Horas, no ha habido una película que me haya impresionado, algunas escena de El viaje de Pi o Chihiro.

Lo de despertarse me resulta curioso, no me despierto a lo que debería (si es que existe tal obligación) a las emociones que antes me resultaban agradables como los libros o las películas. La última vez que estuve en el cine fue con J para ver Doctor Extraño, y sí está entretenida, pero el final es demasiado surrealista, quizás por darle sentido al título. Entretenida sin más.

Es como la necesidad irme al extremo, cosa que sé que me hace daño,  solo los extremos producen emociones en mí, esto es obra de “Látigo”,  porque estoy condenado (curiosa elección de palabra) a vivir en lo cotidiano y claro, esto es algo que no puedo soportar, ¿que es de una vida sin emociones?

Lo que no sé si volveré es a dormir una noche del tirón, llevo bastante tiempo así, en que durante la noche me despierto, para luego al rato volverme a quedar dormido, lo bueno es que no me angustio, me dejo estar, pero siempre vuelven esos pensamientos recurrentes sobre el trabajo y esto sí es una condena, creo que debo pedir el reloj por los 5 años en la empresa….

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s