Ysis

La Bromelia se está muriendo, ya hablé sobre mi nulidad para las plantas, espero que con las “lenguas de suegra” se me de mejor porque son muy resistentes. Las regaré una vez a la semana como a las orquídeas, pero ni el poto me está echando hojas nuevas.

Es curioso como no he recibido las virtudes de mi madre en esto, al igual que sus ojos verdes. A ella se le dan muy bien las plantas, es de coger un esqueje y voilá una planta nueva. Yo creo podría catalogarme de mutante, y matar las plantas que se me acercan, extraño poder y poco práctico.

Ayer en la sicoterapeuta identifiqué varios monstruos interiores, uno de ellos lo llamo Ysis, es el más cruento, Y si hubiera, Y si …. y este es muy demoledor, porque me da ansiedad incontrolada, siempre proviene de un error o la posibilidad del mismo, de la sensación de haberme equivocado y no poder permitirme hacerlo. Sé que soy humano, y que por ende, tengo derecho a equivocarme, pero parece que hay una parte en mí, que piensa que un error es algo catastrófico, algo de consideraciones cósmicas, por lo que me gustaría integrar, que “equivocarme es parte del proceso de aprendizaje” y por otro lado el pensamiento egotista de “el mundo va a pararse por mi error” como si todo el mundo se viese afectado o fuese un desgraciado. Así que me encontré con 3 personajes interiores, Lágito, Ysis y Diva, de esta hablaré en otra ocasión.

Dicho lo cual, es complicado ser yo, pero al menos ya estamos a miércoles, ante una semana que viene más corta por haberle arrancado el lunes y luego Londres y el museo del Diseño, tengo muchas expectativas puestas en ese sitio, como si fuese algo que cambiará mi vida, una reconexión con la pasión, aunque no sé si esto lo escribo yo o otro de mis personajes, tampoco me importa, porque esto sí me apetece, ver a J, al que siempre he dicho que anda como la reina de Inglaterra, pasearse por esas calles… Yo quiero ir al. Tate y al museo del Diseño, J al British, aquí si hay una discrepancia, el es más clásico, yo tiendo a lo moderno, pero sobre todo por que me gusta el color y el juego del mismo, los contrastes. Ir a Bloomsbury  y pensar que por allí andaba Virginia Woolf.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s