Otro domingo.

Este es el último domingo en Logroño del año,  ayer pasee y vi como colgaban las luces en el ayuntamiento, una cascada de luces, con estrellas en algunas partes, francamente bonito. Es de las pocas cosas bonitas que para mí tiene esta ciudad. Demasiado pequeña y poco respetada desde una perspectiva arquitectónica. En cualquier caso, no me va a gustar algo que este alejado de mi ideal que es el mar.

J está en la cama, llevo ya una hora y pico despierto, vi dos episodios de una serie Frankie y Grace, dos septuagenarias que se ven abandonadas por sus esposos que son gays y se van a vivir juntos. La serie creo que sobrevive por la falta de pretensiones, que en muchos casos es lo que destroza las cosas y también a nosotros, la falta de humilidad. Los personajes podrían dar bastante más de sí, sobre todo Frankie, que es un 4 de eneagrama bastante obvio y quizás por eso sigo viéndola, por la afinidad. También por la posibilidad de que haya vida a esas edades, que siempre nos parecen lejanas hasta que las cumplimos, con suerte.

Hoy regresaré a Madrid, qué pocas ganas tengo. Ahora veo las plantas que trasplantó J ayer, como les da el sol por el amplio ventanal, el sol en invierno es tan reconfortante como la sombra en verano. Algún día me gustaría tener este ventanal con vistas al mar, aunque en invierno es bastante meláncolico,  pero también es en invierno, cuando el sol se impone, el que da el cielo más azul, más intenso, más bonito. Como siempre  veo que la rareza y lo opuesto es lo que da más belleza a  las cosas. Esto de vivir en las polaridades es sumamente coñazo. Como he puesto arriba solo la humilidad, me hará feliz, el aceptar que las cosas son como son y son de la mejor manera que pueden ser, aunque no me gusten, aceptar mi humanidad, es aceptar que no puedo cambiarlo todo, sobre todo el paso del tiempo.

Pero mi proceso de crecimiento personal, va por aceptar primero mis miedos que son muchos, como perder mi trabajo y mantenerlo me produce ansiedad, como vivir en Málaga porque es allí donde quiero vivir, y sobre todo ganar más dinero, porque sé que puedo pero tampoco me lo creo. Dentro de todo lo anterior hay contradicciones salvo en Málaga, quizás lo primero sea eso aceptar mis propias contradicciones y que sí las hay es que a lo mejor no es ninguna de las cosas. Demasiado metafísica hoy, pero es lo que me dan los domingos…

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s