Personajes

Ayer fue la cena de empresa, estuve 3 hora y media, tuve que volver en taxi, porque sino habría llegado demasiado tarde a casa y hoy no podría ir al gimnasio. Durante esas 3 horas estuve entretenido, pero  a las 00.30, ya dije: me voy. No sé que parte de mí es la que quería quedarse y cual quería irse, ahora tampoco importa mucho. Lo que sí me sirve es para darme cuenta de que hay una parte en mi que retiene a otra, desde una perspectiva sana (dormir y evitar el alcohol) sería la sana la dominante, pero  la siento como rígida. No creo que en este punto descubra, quién es quién.

Tengo tantos personajes como para hacer una novela, si entiendo cada personaje a formas en las que me comporto alejadas de mi “yo real”. Personajes como Látigo, con el que me fustigo con una gran violencia mental por chorradas, Ysis, que es siempre el que se pregunta ¿qué hubiese pasado si? ¿y si?, Diva, este es el que pretende ser elitista, este es muy natural en mí, puede que tenga bastantes nexos, incluso con mi yo real cualquier que sea y si es que existe.

Y claro, aquí puede entenderse que tengo un trastorno de la personalidad, pero no creo, es decir, opino que mi comportamiento no define quién soy, define que es lo que me ha pasado en la vida, puesto esto ha definido mis reacciones posteriores (no niego aquí un condicionamiento genético, no sería igual si hubiese sido rubio, con ojos verdes y midiendo 1.80).

Siempre me gusta ver lo primario,no veo a los primates alterados por perder un trabajo, intentando parecer fuertes y fríos, desconectado de lo que quieren hacer, ellos van y lo hacen. Creo que estos son mis personajes,  las formas en las que me autoniego lo que me gusta, los impedimentos que me pongo para pedirlos, acabo de descubrir otro personaje “el niño vergonzoso”.como si recibir un no, fuera el final del mundo, el apocalipsis. Como si que alguien dejara de quererme, supusiese que moriría (“mendigo de amor”), cuando todo seguirá igual, puesto que todo es una estructura creada por mis acciones y reacciones pasadas, por lo tanto no es nada real, puesto que si hubiese pasado otra cosa, habría otro David en la actualidad y eso me da a entender que nada es real, todo es una percepción en un momento determinado. Por fin la visión cuántica. Creo que este es el post más profundo que he escrito hasta el momento. El que resume todo lo que he leído sobre eneagrama y crecimiento personal. Las barreras mentales son ideas preconcebidas que pueden cambiarse, es darnos cuenta y desmontar el personaje que la genera.

Wilde dijo que la vida es una obra de teatro con reparto deplorable, pues es lo que somos nosotros una obra, llena de personajes, la mayor parte de ellos deplorables, es sorprendente ver como Wilde ya estuvo ahí, el tercer marco, el que hay por rellenar en mi pared debe ser para él.

Entre todos esos personajes, definen a David, cuando debería ser lo contrario, David definir a los personajes, perdí el control, y ellos lo tomaron ahora soy una amalgama de agujeros negros, de estrellas intentando no ser devoradas, pero lejos del catastrofismo, sé que ya no soy una estrella, soy la galaxia que contiene todo lo anterior, las estrellas y los agujeros, la luz, la oscuridad, que no puedo ser devorado, porque también soy el devorador.

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s