Semana de Navidad

Hoy empieza la semama más especial del año, a la que le seguirá la segunda más especial, a partir de ahí, ya no volverá hasta el verano y las vacaciones, una rueda de la fortuna, con dos 3 únicas paradas en mis años particulares.

Desde que trabajo y compro lotería de Navidad a pesar lo horrible de sus anuncios, (el de este año casualmente sí me ha gustado) siempre pienso que el 22 será diferente. Me imagino en el trabajo diciendo: adiós. Así que el 22, jueves estaré en la oficina pensando que soy rico, hasta que luego me cabree y posteriormente evite ver algún tipo de telediario con los afortunados y su botella de cava en la puerta de la administración o administraciones agraciadas, con la secuencia de los pobres jubilados y/o dramas familiares a los que la lotería ha salvado. Envidia básicamente. Y para eso mejor no veo los informativos. Los únicos más desgraciados en esos momentos que yo son los que hacen cola en Doña Manolina, colas kilométricas para una administración que no da un premio desde hace años con todo lo que vende, es decir es gafe, pero es el problema de las tradiciones, no hay planteamientos lógicos (si los hubiera no jugiaríamos a la lotería dada sus probabilidades)

En cualquier caso en dos semanas tendré una semana de vacaciones, me gusta empezar el año así, sin nada que hacer, tranquilo. Luego llega reyes y me acuerdo de lo que fue y en lo que se ha convertido, que viene a ser un intercambio de regalos, a excepción de mi sobrina y me entristece. Ahora que releo lo anterior, pienso que no sé que apego le tengo a las Navidades si la veo tan coñazo, porque son sin duda la fiesta más nostálgica del año. No quiero ser un gruñon navideño, pero soy un triste navideño, eso es parte de mi caracter, pensar en los que no están, pero que hay que estar porque no se sabe cuanto tiempo podré disfrutar de mis padres. Así ¡alegría y zambomba!

También es verdad que esto de no ser rico en estas fiestas, es limitante. Y ya este 2016 me ha traido bastates gastos extras, como terminar la ortodoncia (la mejor o una de las mejores inversiones económicas que he hecho en mi vida), comprarme un samsung s7, el viaje a San Francisco, que no sé como me las apañé para gastarme 800 euros en 5 días de los cuales, solo tuve que pagarme 2 noches de hotel), luego ya el viaje a las repúblicas Bálticas, en Londres también gasté en los 4 días, a pesar de que fue un regalo de J. Y ahora que lo pienso, no sé tampoco porque quiero que termine este año, porque salvo que sigo en el mismo trabajo en Las Tablas, he viajado bastante, he tenido a J y sigo teniendo a mi familia, es decir ¿qué más puedo hacer salvo estar agradecido? Y ahora al escribir esto es cuando me doy cuenta, que ha sido un año bueno, positivo y que ojalá 2017 siga esta senda, donde solo espero una mejor salud para mis padres.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s