Lotería.

Hoy es sin duda el día más esotérico del año, por encima del solsticio de verano o el de invierno que fue ayer, por fin, la luz gana la batalla a la oscuridad y los minutos de luz empiezan a ganarse y los de oscuridad a perderse.

Hoy todos tendrán cientos de rituales para invocar a esa diosa Fortuna, que otros resumen a un sistema probablístico muy simple, si hay 100.000 números, cada número tiene una posibilidad entre 100.000 de salir, y al contrario de lo que muchos piensan, el 00001 tiene la misma posibilidad que él 00128 o el 81905, pero entonces empezamos que si los números son bonitos o feos, en fechas de nacimiento e intuiciones generalmente erróneas.

Luego esta el surrealismo, las colas de Doña Manolita, que debe ser de las administraciones más gafes de España, porque si vendes muchos números, tienes más posibilidades de dar un premio y apenas da nada, al menos en Navidad, pero allí siempre hay colas kilométricas de gente, para mí, ridícula. Puesto que como he puesto antes, todos los números están el bombo.

Pero las invocaciones a Fortuna son tantas, puesto que pensamos que podemos atraer ese dinero a nuestra vida con el que pensamos que dará un giro radical, que ya nada será como antes, como cuando cambiamos del instituto a la facultad, pesando que ya somos mayores que hay un antes y un después, como si el tiempo se partiese y el universo con él, llevándonos a otro lugar, similar pero totalmente diferente.

A mi me encantaría que me tocase,  dejaría mi trabajo, me iría a Málaga compraría un piso barato y con el resto, iría a Logroño.  Me pondría de freelance, y cuidaría el jardín de mis padres. En la sencillez encontraría la paz, puesto que en el barroquismo emocional he encontrado más problemas que beneficios, y solo cuando me relaje apareció J. Hoy cogí la almohada grande e hice la cucharita como si fuese él. La mayor lotería es, aunque suene a lo de siempre la salud y estar con las personas a quien quieres, lo demás, ¿para qué?.

El dinero soluciona mucho las cosas, pero a partir de un punto ya, aporta menos, yo es verdad que no ahorro, pero tengo un móvil de 700 euros, esta tarde cojo el AVE y este año he estado en San Francisco, Londres, Alicante, Logroño, Pamplona, Málaga, Vitoria, Córdoba, Vilnius, Tallin y Riga. Me hice la ortodoncia, que fueron 3000 y pico euros, con esto quiero decir, que vivo bien. No creo que el dinero sea ya el factor que más determine mi felicidad. Por supuesto, hay gente que sí lo necesita, puesto que todos necesitamos un techo, comida y pagar facturas, las cuales el gobierno permite que nos estafen con ellas como puedar ser la luz y tengo la certeza que a partir de un punto ya es irrelevante.

No creo que el tomar una cerveza el Ritz sea más divertido que tomártela en un 100 Montaditos. No creo que el establecer barreras, el sentirse superior sea un factor que aporte nada bueno. Al final, la única opción que tendremos es elegir el amor sobre el miedo,  el saber que el que tenemos en frente es más parecido a nosotros que diferente, que vino al mundo sin pedirlo, y el mundo, lo moldeó. Que cuando sembramos penas, críticas, envidias,  no podemos esperar recoger alegrías, que lo que se da, es lo que se tiene, y que la mayor lotería es aprovechar la vida y que aprovecharla es tan complicado como estar agradecido por lo que se tiene.

Y que ahora, tengo mucho y por ello miedo a perderlo. Tengo a J. a mi madre, un trabajo, amigos, dinero suficiente para hacer cosas que me gustan, salud y estoy medio resfriado.

Quizás ya me haya tocado la lotería y hasta ahora no me había dado cuenta. Suerte a todos!.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s