Supersticiones y Rituales

Hoy un gran día para supersticiones y rituales, porque hay que empezar el año con buen pie. Pero ¿qué es empezar el año con buen pie? Esta es la pregunta que me debería plantear.

Tengo mis rituales, algunas desde hace muchos años, sobre todo con encender velas la última noche del año, esto si lo haré por supuesto. Luego las uvas, que es lo típico, brindar porque es lo mejor que se puede hacer para empezar el año nuevo también ponerme alguna canción que me gusta. Con todo esto espero atraer la suerte y luego la parte lógica me dice, que los años, son una invención humana, una forma de intentar paquetizar nuestra vida, como si la vida fuesen tetrabricks de leche, y coges uno o bien por año nuevo o bien por día de cumpleaños y cuando se acaba coges otro, con suerte. La generación o la invención del tiempo va de la mano con la neurosis humana, el pensar que hay tiempo o que no lo hay, es lo que me genera el mayor grado de estrés.

Luego están los própositos, que es una forma de mentirnos, porque al final, las cosas se hacen o no se hacen, no es cuestión de proponérselas, es cuestión de hacerlas. Y los pensamientos, aquí vuelve la neurosis, no modelan los kilos que tenemos, al menos no creo que haya ninguna ciencia tras esto tipo repetirse frases a lo Louise Hay,  o nos hacen ganar más dinero, es decir, todo es cuestión de acción. Y quizás este sea el principal próposito de este año, pasar a la acción en diversos frentes. Quizás para esto necesite algo de ayuda profesional, aunque ya la tengo vía sicoterapeuta. Porque me quiero volver a Málaga, ayer respiraba aire limpio aquí, temperaturas agradables y cuando pasé por el paseo marítimo y vi un último piso, con luces navideñas, dije: aquí podría vivir con J y ahora estaríamos tan bien en el sofá.

Anoche discutía eso con mi amigo N, que la vida para mí ya es estar rodeado de gente que te quiere y a quien querer, no es el dinero lo que la hace grande, lo que nos hace grande es el amor y sus consecuencias, es el saber que estás seguro porque alguién vendrá a rescatarte cuando lo necesites y también saber que cuando alguien te necesite estarás ahí, no por obligación, sino porque sabes que es donde quieres estar, a pesar de que no son los mejores momentos.

2016 me ha dejado este último regalo, esta consecuencia, que al final, solo nos queda el amor entre nosotros.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s