Amplificación

Hoy me meto en los periódicos y veo a la Pedroche y su vestido, creo que es triste que el debate de un país se centre en un bañador,  ella es consciente de su poder,  que parte  en mi opinión, de su físico, lo utiliza y poco más. Porque de ahí a decir que lleva mucho tiempo trabajando en él, no. Era un bañador con estrellas sobre un cuerpo espectacular.

Pero aquí están las redes sociales como amplificadores de lo que ocurre, de hacer debate, sobre lo que no debería serlo, supongo que estamos muy aburridos o cansados de dramas y yo soy el primero al que le gusta pasearse por la frivolidad.

Luego vendrán feministas, feminazis, machistas,  gente con criterio, expertos, semi expertos, gente con el mismo criterio que tertulianos de Sálvame a hacer un debate de lo que esta persona ha hecho, como si ponerse un vestido para aumentar la audiencia debiera ser un elemento a tener en cuenta, como si hiciese un flaco a favor a algún sector o representase el poder de la mujer y el derecho a hacer lo que a uno le da la gana. Hay quien venera a Dios, otros veneran a los personajes públicos, la consecuencia, dejar de mirar dentro para mirar fuera. Los ídolos me son conocidos, yo tengo varios, el principal Wilde. Pero las redes sociales se han cargado el pensamiento crítico y al final, todo se decide a golpe de tuit, de mensaje en Facebook, de forma pasional y poco racional.

Sé que lo racional, no sirve, que mis demonios me acechan y aunque lo intento no puedo ni defenderme, pero no por ello no lo intento. Es lo racional lo que me hace ir a sicoterapia porque lo emocional me desborda, es lo racional lo que me dice que si algo sale desde la parte más chunga que tengo, no puedo esperar que salga lo mejor, quizás a veces por efecto del azar así sea, pero no va a ser lo general.

Una parte de mí siempre ha querido ser famosa, tener el poder que tienen esos ídolos de masas, esas blogueras de moda, pero lo que realmente debería aspirar es a mi felicidad, a ese sentimiento egoísta de querer dejar de ser como alguien, de no importarme sus ideas, para ser como yo y creerme las mías, ser yo sin condicionamientos externos, sin luchas, a darme cuenta como dijo Wilde, que hay que ser uno mismo, porque todos los otros papeles ya están tomados.

Anuncios

2 comentarios en “Amplificación

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s