Descansado

Hoy me desperté a las 8, me acosté a las 12, así que vuelvo a dormir en condiciones, es algo fantástico, el dejar atrás lastre, parece que me ha sentado bien. El levantarte sin sueño, el que a las 5 de la tarde mi cuerpo no diga, no quiero seguir.

El haber dejado este trabajo, parece que me ha sentado bien, el dejar atrás algo, que por conocido y seguro, me hacía seguir sin avanzar… Los miedos siguen, pero ayer hablé con N antes de que volviese a Frankfurt y la conclusión fue la misma, no digo lo que tu tienes que hacer pues somos distintos, pero sí tengo claro lo que haría en tu posición, dado que él tiene una plaza de funcionario en excedencia, me volvería a Málaga y estaría con el que es su novio aquí  y viviría la paz.

Ayer estuve con dos amigos de la facultad, ambos son profesores y se les veía calmados, hablaban de los entresijos de su profesión, de peleas por dirigir el instituto o ser los jefes de departamento, pero todo mucho más suavizado que en la empresa privada. También hablaban de las clases para niños con necesidades especiales, de lo complejo de la integración con el resto de adolescentes. Este es en cualquier caso un gran trabajo. Ambos estaban tranquilos él, que no va a ser padre, por decisión de su novia, tranquilo y sonriente, ella, madre dos niños, igual. Entonces, me surgió la duda ¿me equivoqué al no ser profesor?

De un tiempo a esta parte creo que solo podemos ser felices en un trabajo que nos haga sentir bien y eso solo se consigue ayudando a los demás, creo que los buenos profesores deben ser recompensados y los malos echados del sistema, porque es en ellos, (maestros y profesores) donde radica el futuro de los niños. Otra cosa es que haya que crear una escuela de Padres, donde obligatoriamente tendrían que ir los padres una vez a la semana, a que se les informe de las maneras de educar a sus hijos.

Lo que me gustó de haber hablado con mi amigo profesor, es que tiene planteamientos similares a los míos en política, es decir, todo ser humano es digno y los derechos son intrínsecos a la persona, no hay que ganárselos, por mucho que la  derecha intente hacernos creer eso. No se puede quitar el derecho a una sanidad, a una vivienda digna, un trabajo, o una renta básica, a estudiar lo que se quiere porque ¿en qué nos convertimos cuando pensamos que si eso se hiciese todo el mundo sería vago y nadie haría nada? ¿no es pensar que el ser humano es un ser no quizás malo pero sí vago? ¿es este pensamiento sano o mortificador? ¿no será que como dicen los niños pequeños, que el que lo piensa, lo es? ¿no es solo cuestión de educación? ¿no es horrible que una estudiante vocacional no pueda estudiar medicina porque no tiene nota suficiente por ejemplo en inglés?

 

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s