Maldad

Hoy veo que alguien me ha metido un trozo de plástico, y no puedo echar gasolina, no he podido sacar el trozo de plástico,  entonces pienso que hay  gente que disfruta haciendo daño. Pero entonces crece en mí un odio brutal, un odio que le desea una enfermedad grave, no para él, sino para quien más quiera, así yo sería vengado y él, castigado. El mal que causes, vuelva a ti multiplicado por 7.

Pero entonces sería yo el que generaría daño, y vendría a mí multiplicado, entrando en esta espiral de maldad infinita. Pero es en estos momentos cuando noto ese odio visceral, que clama venganza, esa Maléfica, que en algún momento fue buena… Pero luego en el día a día, soy bastante pusilánime, débil, tampoco podría hacer nada, no sé quién ha sido el cretino, al que ojalá, le visite la justicia pronto, pero no la legal dudo que hiciese algo, esa justicia cósmica, que a veces, va pega en tu puerta y te pide cuentas.

En poco más de hora y media volveré a Madrid, estaré algo menos de 3 horas en AVE, en una mesa, que las odio, sobre todo porque pagué la tarifa normal, me sale aquí el elitismo. Y ya mañana regresaré a los atascos, hoy a la contaminación  a esa nube que cubre Madrid, que creará muertes de cáncer, enfermedades respiratorias, volver a esos precios excesivos, al epicentro de España, que nadie ha conseguido volver un lugar cómodo, porque es grande, pero incómoda.

Madrid se ha llenado de franquicias, ha perdido una identidad que había hace unos 12 años cuando había tiendas de discos, gente diferente en las calles. Hoy nada es como antes, al menos no a mis ojos. Sé que quizás es que sea un carca y voy camino de ello, pero es en las tiendas diferentes donde me apetecería comprarme las cosas, todo es igual y uniforme, aunque siendo justos, esto ya es un mal global, no solo de Madrid. Una vez destruido el pequeño comercio, solo nos queda lo global, como dijo Momo, los hombres grises, porque se puede ser hipster y gris, de hecho, la mayor parte lo son, puesto que parecen uniformes de colegial.

No todo es malo, Madrid es acogedora como ciudad, es el sueño americano español donde podrás si tienes contactos desarrollarte profesionalmente, podrás estudiar lo que quieras, pero el precio, a mí no me interesa.

Ahora me pondré a comer, porque tengo que salir y coger el AVE.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s