Cielo estrellado

¿Y si las estrellas fueran las posibilidades que tenemos en nuestra vida y nosotros vamos elegiendo cada una en cada instante? Ayer tuve ese flash en el AVE viniendo hacia Madrid, en todo momento elegimos lo que hacemos dentro de unas determinadas limitaciones, pero ayer pude bajarme en Puerto LLano y cambiar mi vida por completo, saltar de una estrella a otra de otra constelación totalmente diferente, sin nada que ver con la anterior.

Y yo elijo seguir en esta constelación, intentando cambiar todo lo que me rodea, intentando que las estrellas sean fijas en mi entorno, cuando en mi galaxia, son cometas que van de un lado a otro, en un orden que no consigo entender.

El universo sigue unas normas imposibles de entender para nosotros a nivel físico, leyes que parecen contradecirse y quizás sea yo. Tampoco consigo entenderme. Pero tengo el mismo pensamiento repetitivo al escribir esto, que ha sido el intentar brillar para los demás, lo que me ha ido apagando.

Quizás haya sido buen estudiante, para llamar la atención de mi madre, centrada en mi hermano mayor enfermo durante mi infancia, quizás era una forma de protegerme por ser mariquita, y ahora voy al gimnasio para enfrentarme al paso del tiempo, pero también para que me admiren.

Ahora recuerdo cuando aprendí la tabla del 2, estaba comiento pan algo quemado con tranchetes de queso, detrás de mí, la ventana, esas cortinas que tanto tiempo me acompañaron y ahí estaba yo, recuerdo que mi madre le decía mi hermano mayor que yo era inteligente, y ahí seguía yo, 2 x 1, 2, 2×2,4… Quizás ahí se formó mi nombre compuesto como el más inteligente de la clase, que posteriormente pasó a ser uno solo en la facultad. Ese quizás haya sido mi momento más liberador, porque ya dejé de llevar el de mis abuelos, pues en mí surgío, la estrella por siempre solitaria, la que nunca, al contrario que ellos tendrá hijos, y eso que creo que me gustaría, pero es bastante caro, solo si mi profesión va bien y la d J también podríamos plantearnos esa posibilidad.

Ahora saldré a la calle, volveré al gimnasio,  siguiendo la misma ruta de estrellas, la misma constelación diaria, que poco me aporta y que yo elijo seguir. En breve cambiará, pero la veo como amenazante, como si las otras estrellas fueran peores, que las estrellas conocidas, cuando todas, tienen su luz, sin ni tan siquiera pretenderlo.Y ahora voy de estrella en estrella, pero ayer pude cambiarlas todas, ahora mismo podría cambiarlas todas, cogiendo un bus a Logroño o un AVE a Málaga.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s