Inercia

Tengo cosas que hacer, pero no tengo ganas de hacerlas, será que no quiero,  necesito buscar clases de inglés, llamar al seguro médico, mirar alguna cuestión dentro del trabajo, me dije que buscaría clases de yoga, realizar una auditoría para la clase del sábado, pero es como si no tuviese energía,  todo me cuesta. Encima tengo que llevar el móvil a reparar y no tengo uno de sustitución. Nunca más me compraré un samsung, entre los que ardían y el mio que es un s7, lo malo que me ha salido, solo puedo decir que Samsung apesta.

Aquí siento como lo cotidiano me cuesta,  y las obligaciones me molestan, supongo que mi máscara de 4 sexual, hace que además me mortifique por no hacerlas, es tan divertido…Digo que no me gusta la rutina y eso que desayuno lo mismo todos los dias, café con leche de almendras sin azúcar y huevos con atún (sin pan) y ceno prácticamente lo mismo, pollo a la plancha con ensalada de tomate, a veces brocoli.Llego a casa y veo series para pasar el tiempo y también por el inglés. Ahora que lo pienso los cambios me asustan, ir de viaje por ejemplo, justo el día antes siempre pienso con lo bien que estoy en casa y luego me lo paso bien en ellos, el ver nuevos paisajes, el perderme en el centro de una ciudad poco conocida, el mirar, memorizar sitios, dado mi mal sentido de la orientación para saber regresar…

Todavía sigo con mis vitaminas,  las cuales como propósito no cumplido dije que dejaría, para alimentarme más sano, pero dado el peso que he ganado en Navidad, seguiré un par de semanas con la Paleo, para después modificarla y desayunaré pan de centeno un par de veces por semana. He de decir a mí favor, que ayer en el Supersol no había rúcula o canónigos, solo lechuga que me sienta mal a la hora de la cena y la sección de frutería estaba como si un ejército de crudívoros hambrientos hubiese pasado por allí, lo que pasa es que si cruzo la calle hay una frutería…

Ví un video el domingo en Ted Talk,  de hacer 30 días una cosa, para modificar los hábitos, por ejemplo, durante 30 días no tomar azúcar, o durante 30 días escribir una novela. Yo intentaría durante 30 días hacer algo nuevo todos los días.

Sí es verdad que estoy más social, de hecho ayer llamé a una amiga embarazada para hablar con ella y quedar la semana que viene, también con un ex compañero de trabajo, para ver que tal le iba. Hoy hablaré con otro para el tema de las clases de inglés. Y bueno J, vendrá este fin de semana, y el viernes al menos tendré cariño físico, lo cual, si será algo bonito. Verlo en el sofa tapado, como siempre hace, sin ganas de salir a la calle.

Anuncios

Cielo estrellado

¿Y si las estrellas fueran las posibilidades que tenemos en nuestra vida y nosotros vamos elegiendo cada una en cada instante? Ayer tuve ese flash en el AVE viniendo hacia Madrid, en todo momento elegimos lo que hacemos dentro de unas determinadas limitaciones, pero ayer pude bajarme en Puerto LLano y cambiar mi vida por completo, saltar de una estrella a otra de otra constelación totalmente diferente, sin nada que ver con la anterior.

Y yo elijo seguir en esta constelación, intentando cambiar todo lo que me rodea, intentando que las estrellas sean fijas en mi entorno, cuando en mi galaxia, son cometas que van de un lado a otro, en un orden que no consigo entender.

El universo sigue unas normas imposibles de entender para nosotros a nivel físico, leyes que parecen contradecirse y quizás sea yo. Tampoco consigo entenderme. Pero tengo el mismo pensamiento repetitivo al escribir esto, que ha sido el intentar brillar para los demás, lo que me ha ido apagando.

Quizás haya sido buen estudiante, para llamar la atención de mi madre, centrada en mi hermano mayor enfermo durante mi infancia, quizás era una forma de protegerme por ser mariquita, y ahora voy al gimnasio para enfrentarme al paso del tiempo, pero también para que me admiren.

Ahora recuerdo cuando aprendí la tabla del 2, estaba comiento pan algo quemado con tranchetes de queso, detrás de mí, la ventana, esas cortinas que tanto tiempo me acompañaron y ahí estaba yo, recuerdo que mi madre le decía mi hermano mayor que yo era inteligente, y ahí seguía yo, 2 x 1, 2, 2×2,4… Quizás ahí se formó mi nombre compuesto como el más inteligente de la clase, que posteriormente pasó a ser uno solo en la facultad. Ese quizás haya sido mi momento más liberador, porque ya dejé de llevar el de mis abuelos, pues en mí surgío, la estrella por siempre solitaria, la que nunca, al contrario que ellos tendrá hijos, y eso que creo que me gustaría, pero es bastante caro, solo si mi profesión va bien y la d J también podríamos plantearnos esa posibilidad.

Ahora saldré a la calle, volveré al gimnasio,  siguiendo la misma ruta de estrellas, la misma constelación diaria, que poco me aporta y que yo elijo seguir. En breve cambiará, pero la veo como amenazante, como si las otras estrellas fueran peores, que las estrellas conocidas, cuando todas, tienen su luz, sin ni tan siquiera pretenderlo.Y ahora voy de estrella en estrella, pero ayer pude cambiarlas todas, ahora mismo podría cambiarlas todas, cogiendo un bus a Logroño o un AVE a Málaga.

Maldad

Hoy veo que alguien me ha metido un trozo de plástico, y no puedo echar gasolina, no he podido sacar el trozo de plástico,  entonces pienso que hay  gente que disfruta haciendo daño. Pero entonces crece en mí un odio brutal, un odio que le desea una enfermedad grave, no para él, sino para quien más quiera, así yo sería vengado y él, castigado. El mal que causes, vuelva a ti multiplicado por 7.

Pero entonces sería yo el que generaría daño, y vendría a mí multiplicado, entrando en esta espiral de maldad infinita. Pero es en estos momentos cuando noto ese odio visceral, que clama venganza, esa Maléfica, que en algún momento fue buena… Pero luego en el día a día, soy bastante pusilánime, débil, tampoco podría hacer nada, no sé quién ha sido el cretino, al que ojalá, le visite la justicia pronto, pero no la legal dudo que hiciese algo, esa justicia cósmica, que a veces, va pega en tu puerta y te pide cuentas.

En poco más de hora y media volveré a Madrid, estaré algo menos de 3 horas en AVE, en una mesa, que las odio, sobre todo porque pagué la tarifa normal, me sale aquí el elitismo. Y ya mañana regresaré a los atascos, hoy a la contaminación  a esa nube que cubre Madrid, que creará muertes de cáncer, enfermedades respiratorias, volver a esos precios excesivos, al epicentro de España, que nadie ha conseguido volver un lugar cómodo, porque es grande, pero incómoda.

Madrid se ha llenado de franquicias, ha perdido una identidad que había hace unos 12 años cuando había tiendas de discos, gente diferente en las calles. Hoy nada es como antes, al menos no a mis ojos. Sé que quizás es que sea un carca y voy camino de ello, pero es en las tiendas diferentes donde me apetecería comprarme las cosas, todo es igual y uniforme, aunque siendo justos, esto ya es un mal global, no solo de Madrid. Una vez destruido el pequeño comercio, solo nos queda lo global, como dijo Momo, los hombres grises, porque se puede ser hipster y gris, de hecho, la mayor parte lo son, puesto que parecen uniformes de colegial.

No todo es malo, Madrid es acogedora como ciudad, es el sueño americano español donde podrás si tienes contactos desarrollarte profesionalmente, podrás estudiar lo que quieras, pero el precio, a mí no me interesa.

Ahora me pondré a comer, porque tengo que salir y coger el AVE.

Angustia

Según la RAE:

Del lat. angustia ‘angostura’, ‘dificultad’.

1. f. Aflicción, congoja, ansiedad.

2. f. Temor opresivo sin causa precisa.

3. f. Aprieto, situación apurada.

4. f. Sofoco, sensación de opresión en la región torácica o abdominal.

5. f. Dolor o sufrimiento.

6. f. náuseas (‖ gana de vomitar). U. solo en sing.

7. f. p. us. Estrechez del lugar o del tiempo.

Esta es la palabra que define ahora mismo la forma en la que me siento, llevo todo el día intentando hacer cosas, para no pensar en volver a Madrid, porque el pensamiento repetitivo es el mismo, ¿para que ir dónde no me apetece estar? Al menos no solo.

Hoy fui a comprar un chandal al Decathlon para mi madre, luego a cambiarlo pues no era su talla. Luego fuimos a comer, y esta tarde estuve jugando con mi sobrina, ahora quedaré con un amigo sueco que traerá a su amante francés. Y yo solo sé que no quiero volver, que anoche con mi amiga T, que lleva 5 años y pico en el paro en una situación complicada,  la veía más serena, más feliz que yo.

Se que siempre veré la hierba más verde al otro lado, pero van pasando los años, y creo que mi jardín está seco, sé que quizás por eso me gusten los cactus, son bonitos y se desarrollan en zonas poco amigables. Haré una plantación de cactus y acabaré con un jardín lleno de pinchos, pero precioso.

Y ahora mientras escribo esto, leo un artículo sobre que la teoría de cuerdas se desmonta, no creo que se desmonte, sino que al final se vuelve tan compleja que no se sabe que hacer con ella, supongo que es como Ulises de Joyce, es tal el lío, que es mejor abandonar que intentar entender 26 dimensiones.

Pues esto sería mi estado emocional, ahora mismo, lo que pasa es que no sé como abandonarlo, sería fantástico hacerlo, como cuando tiramos la comida caducada, ya no sirve, fuera. Pero las emociones, son como las dimensiones obvias, las tres y el tiempo, no me las puedo quitar de encima, no puedo transformarme en un agujero negro, al que entregarle mis emociones, creo que ni el agujero las absorbería, son inmateriales, inventadas por mí, pero como el tiempo, no sé como deshacerme de él.

Pero al menos suena mi Amy y el viernes veré a J.

Día de reyes

Hoy es el día de reyes, supongo que para un eneatipo 4 como yo, es un poco vía crucis. Recuerdo todas las veces que me despertaba de madrugada, mi madre me echaba la bronca para que me volviera a acostar, eso me producía mucha inquietud, mucho nerviosismo.

Entonces abría los regalos, muchos de los cuales ya había visto antes, puesto que registraba toda la casa, buscándolos, pero siempre había alguna sorpresa, algo nuevo que descubrir.

Ahora la única sorpresa posible es que me toque la figurita en el roscón, pero eso no ha pasado este año y después de unas navidades de tantos excesos, tampoco me apetece comer más del otro roscón (hay 3) para descubrirla.

La ilusión es un motor muy potente, el más potente creo, es como si todo el universo se alimentase de ella, de hecho ahora en poco menos de una hora es el sorteo de El Niño, donde espero que me toque, como siempre y con ello, solucione parte de mi vida. En cualquier caso, los juegos de azar no son mi punto fuerte, espero que es que todo lo recoja alguna vez del tirón.

Hoy he recibido ropa y una figura de buda, mi madre me ha regalado varias, es un detalle que rompe lo obvio, la ropa, que no es un regalo que me motive, es lo fácil. De hecho los únicos regalos que he hecho y disfrutado, han sido flores artificiales, que no de plástico, para hacer un ramo precioso y unas planchas para el pelo, puesto que ropa o colonia, es el camino fácil… La mesita para J también me gustó como regalo. Regalar es un arte, es complicado, y salirse de lo obvio, es complejo y también un tanto arriesgado.

Yo me regalé una baraja de tarot de art noveu, me gustan las barajas del tarot, me parecen preciosas, si bien, como ya he dicho en alguna ocasión, no tengo la capacidad de adivinar el futuro, en ellas busco belleza y sobre todo intentar llegar al subconsciente, que me digan algo, pero me congelo en ese instante, como si un velo cubriera mi ojos y prácticamente solo veo lo obvio. Pero la belleza, es belleza en cualquier caso.

Queridos reyes magos

Pues hoy creo que más que contar lo que he hecho, pondré lo que espero que me traigan los reyes:

  • Que me vaya bien en mi nuevo trabajo.
  • Más momentos divertidos en buena compañía.
  • Salud para todos mis seres queridos y para mí también!
  • Volverme a ilusionar como cuando tenía pocos años y no dormía en toda la noche, corriendo al salón para ver que me habían traído.Esa capacidad de emocionarme desde la ilusión, desde la seguridad y el cariño.

El año pasado os portasteis bien, así que espero que este que empezó hace poco también. Creo que he sido bueno, si pensáis en el carbón, mejor algo menos contaminante.

Gracias!

Descansado

Hoy me desperté a las 8, me acosté a las 12, así que vuelvo a dormir en condiciones, es algo fantástico, el dejar atrás lastre, parece que me ha sentado bien. El levantarte sin sueño, el que a las 5 de la tarde mi cuerpo no diga, no quiero seguir.

El haber dejado este trabajo, parece que me ha sentado bien, el dejar atrás algo, que por conocido y seguro, me hacía seguir sin avanzar… Los miedos siguen, pero ayer hablé con N antes de que volviese a Frankfurt y la conclusión fue la misma, no digo lo que tu tienes que hacer pues somos distintos, pero sí tengo claro lo que haría en tu posición, dado que él tiene una plaza de funcionario en excedencia, me volvería a Málaga y estaría con el que es su novio aquí  y viviría la paz.

Ayer estuve con dos amigos de la facultad, ambos son profesores y se les veía calmados, hablaban de los entresijos de su profesión, de peleas por dirigir el instituto o ser los jefes de departamento, pero todo mucho más suavizado que en la empresa privada. También hablaban de las clases para niños con necesidades especiales, de lo complejo de la integración con el resto de adolescentes. Este es en cualquier caso un gran trabajo. Ambos estaban tranquilos él, que no va a ser padre, por decisión de su novia, tranquilo y sonriente, ella, madre dos niños, igual. Entonces, me surgió la duda ¿me equivoqué al no ser profesor?

De un tiempo a esta parte creo que solo podemos ser felices en un trabajo que nos haga sentir bien y eso solo se consigue ayudando a los demás, creo que los buenos profesores deben ser recompensados y los malos echados del sistema, porque es en ellos, (maestros y profesores) donde radica el futuro de los niños. Otra cosa es que haya que crear una escuela de Padres, donde obligatoriamente tendrían que ir los padres una vez a la semana, a que se les informe de las maneras de educar a sus hijos.

Lo que me gustó de haber hablado con mi amigo profesor, es que tiene planteamientos similares a los míos en política, es decir, todo ser humano es digno y los derechos son intrínsecos a la persona, no hay que ganárselos, por mucho que la  derecha intente hacernos creer eso. No se puede quitar el derecho a una sanidad, a una vivienda digna, un trabajo, o una renta básica, a estudiar lo que se quiere porque ¿en qué nos convertimos cuando pensamos que si eso se hiciese todo el mundo sería vago y nadie haría nada? ¿no es pensar que el ser humano es un ser no quizás malo pero sí vago? ¿es este pensamiento sano o mortificador? ¿no será que como dicen los niños pequeños, que el que lo piensa, lo es? ¿no es solo cuestión de educación? ¿no es horrible que una estudiante vocacional no pueda estudiar medicina porque no tiene nota suficiente por ejemplo en inglés?