Actividad mental

Hoy me desperté a las 4, me costaba apagar la mente, pensando en el trabajo, si bien ayer si fue un día bueno, una gran actividad mental. Hoy llega J, el fin de semana que viene iré a Málaga y me tocará estar encerrado, salvo las cenas, montando un curso que imparto en Abril. Y me pregunto, ¿es esto la vida? una pregunta recurrente, hay una parte de mí que está agotada, que no quiere seguir viviendo, otra en cambio lucha por descubrir esa vida plena, amorosa, lejos de pretensiones que no son mías, si bien, es difícil saber cuales son mis pretensiones reales, cuando mi ego es del tamaño de las 4 torres.

Tengo una vida demasiado planificada, falta de tiempo hoy cuando el fin de semana es de 3 días, me hacen avanzar algo y posteriormente pensar en los 4 días en 5 días en Málaga, esta vez con J, un amigo me dejará el ático espectacular que se acaba de comprar y allí estaré, en un sitio donde me gustaría vivir que no me puedo permitir.

No quiero más planificación, quiero más libertad. Por eso le dije a J que este fin de semana no quería hacer planes, ni en semana santa, solo veré a N, que por vivir en Frankfurt es ahora o en un par de meses también a mi A, esa amiga fantástica, cariñosa que sabes que nunca te dejará tirado, la mejor persona que he conocido y aquí se acaba, no quiero planear una visita a Ronda, o cualquier otro sitio, no quiero empezar el mes con un calendario de cosas que hacer, aquí también incluyo las clases todavía no he pasado la factura  de las clases que impartí en enero, porque al llegar a casa es lo que menos me apetece. Las obligaciones me asfixian.

Las obligaciones, son mentales, no existen como tales, pero me siento obligado, es mi renuncia a mi libertad de hacer lo que quiera, un sometimiento a la prostitución que supone ser aceptado por esta sociedad, microsociedad, de compañeros de trabajo, amigos con alguno de los cuales ya no estoy cómodo, es ser víctima de pensar que no se me quiere incondicionalmente, que todo está condicionado a un comportamiento que quizás en algunos puntos ni comparta, es faltarme el respeto a mi mismo, para ser aceptado, que no querido.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s