Cuando el orgullo de ser leído es inferior al de ser rico.

Creo que estamos en unos tiempos muy peligrosos. Unos tiempos en los que por primera vez los políticos se plantean la educación como un coste, no un beneficio. Y los que en los escritores se quejan, amenazan con dejar de escribir porque se piratea su obra.

El que piense que tiene que pagar la luz, que tiene que comer, que se busque otro trabajo si no puede vivir de “esto”, como si esto fuera un kilo de pepinos. No es una obligación, pensar que te dedicas a la escritura por dinero, ¿no es triste por sí mismo?. Luego muchos, algunos, no todos, irán a dar charlas, ponencias cobradas, que sí las dan, es por ser escritores, es sólo un ejemplo.

Aunque parece que lo interesante es firmar acuerdos con editoriales, que se quedarán con gran parte de los ingresos de las ventas por aportar X y X es tan pequeño en estos tiempos habiendo redes sociales qué, ¿es justo que tus lectores, con los que tienes un compromiso, paguen ese sobrecoste? (porque sí exiges, también tienes que dar)

Lo que quiero dejar claro, es siempre mi opinión, es que: ESCRIBES PORQUE QUIERES.  Si alguien ocupa una casa vacía, está mal, porque tiene un dueño, ¿pero qué pasa  si las alquilaran por un tiempo determinado, piensan que tienen que pagar lo mismo?. Pues con los libros, parece que lo único que puedes hacer es comprarlos para siempre, cuándo probablemente sólo, lo utilices una vez.

Porque ¿habría quejas sin un usuario le presta un libro a otro? Es lo mismo, pero a diferente escala.  ¿Por qué no luchan por lo que es justo? ¿por qué no luchan por que cada libro,que por internet estaría a coste cero su publicación, les deje ese euro o dos euros que les dejan las editoriales? (habrá gastos de traducción a otros idiomas).

Creo que de fondo el problema es otro, es la democracia, es la pérdida de poder, lo que fastidia es que ahora un usuario pueda leerse o no tu libro, que antes era un best seller porque tú, [nombre de escritor reconocido] eras quien eras, a pesar de que tú libro apestase  con la editorial haciendo un montón de publicidad estaba resuelto. Porque los usuarios ahora pueden decidir que hacer con él, el poder reside en el usuario, en el pueblo, porque esto es la democracia, el menos malo de los sistemas conocidos.

De todas formas he de reconocer, que tras leer a Wilde, Proust, Toole, Mishima, Hesse sinceramente, se me quitan las ganas de leer algo contemporáneo,  porque, no hay comparación entre aquellos que se entregan a su arte y aquellos que se entregan al dinero, que algunos de los anteriores ganara dinero puede ser, pero ¿era ese su fin?, lo desconozco, lo dudo, partiendo que Proust era de familia acomodada o que Toole sus dos obras, hasta dónde se, fueron póstumas… Porque el refranero dice, ¿piensas que vivo del arte? como si el arte fuera gratis y menospreciándolo, pero es una de las cosas más bellas y emocionantes que hay y que por ello, debe escapar del mercantilismo, por mucho que algunos se empeñen.

Porque todo arte, como dijo Wilde es inútil y como vendría a decir también él: la literatura por la literatura o el arte por el arte y al que no le guste que su obra sea accesible que se cuestione que es lo que quiere hacer, porque debe ser un orgullo que haya miles de personas leyéndote y ahora esto parece un castigo.

Pd. Y que conste, que es necesario pagar por la cultura, pero quizás sea necesario, plantearse el pagar un precio justo por ella. Porque  repito, si esperas que el público respete tu obra, respeta a tú público, intentando que paguen el precio justo por ello.