Mira una moderna: Una mochila divina.

Entre el pavor y la vergüenza ajena me encuentro, el objeto en cuestión, está aquí, una mochila, que refleja un portal de Belén, por hacer el chiste fácil ¿por qué no han puesto una foto del portal de la Estebán?.

Cumple los requisitos para que haya usuarios la compren, exclusividad, 500 ejemplares y una garantía de 30 años, precio… 100 euros. Realmente, las marcas, juegan con la idea de exclusividad, para que sus compradores, que necesita reforzar su autoestima, piensen que van a ser únicos,  pero un poco de reflexión, ¿ser único, es ser bueno o ser mejor?. La respuesta va a ser que no.

Realmente la gente que es única, es única, (una obviedad). Y genéticamente casi todos los somos y si unimos génetica más comportamiento, todos. Eso no quita que un buen envoltorio nos facilita las cosas, profesional y emocionalmente. Debo buscar la referencia a que la gente alta ganaba más dinero…

Puedo llegar a entender que un vestido hecho a medida, cueste una pasta, incluso que vayas a una boda y no quieras que tu traje sea llevado por otra persona, en el caso de los hombres es mucho más fácil, porque al final, la corbata es lo que marca la diferencia (en mi caso, la no asistencia), pero cuando diferenciarse es mediante la extravagancia, se corre el riesgo de ser un poco, una de mis palabras favoritas: mamarracha/o.

Al final la pregunta es obvia, ¿es necesaria esa mochila?

Y creo que crearé esta sección en mi blog: Miraunamoderna.

Y la música que puede acompañarla, como no, es está canción:

Pd. Recomiendo que la gente se lea las trampas del deseo, un libro bastante interesante que nos comenta como tomamos las decisiones, aunque en mi experiencia todo se resume a que elegimos desde el miedo o el amor, generalmente lo primero, siendo el miedo a no ser aceptado por los demás uno de los motores principales.