Decalogo de moda para consultoras elitistas salvo para la ropa…

Iba el otro día en el ave camino a Barcelona, creo que iban un par de trabajadores de una consultora de esas de las grandes, me horrorizó la forma en la que iban vestidos, porque al final se puede establecer una serie de normas cada cual más hortera y de peor gusto… ¿cómo 3 personas pueden ir así?

 

  • Camisa celeste (los tres)
  • Corbata que no pegaba ni con cola, una roja con razas horizontales azules, sí, sí horizontales, otro azul marino.. ¿nadie puede hacerlo mejor? el otro ya ni me acuerdo, hay cosas que es mejor olvidar
  • Calcetines azul marino, el color ha muerto, con los calcetines tan bonitos que hay por ahí, me gustan mucho los de springfield en algunas ocasiones hay con figuritas y tal, que darían un toque divertido a semejante peñazo de ropa
  • Zapatos mocasines, independientemente del color del traje, eso es innovar.
  • Llevo traje, intento parecer que tengo estilo, pero uno de ellos era totalmente cejijunto… por favor, depilación

De todas formas, lo siguiente es peor, es el enemigo mortal que toda empresa tendría que tener, el Powerpoint, si alguien va a tu empresa y te hace un powerpoint desconfía, es un cliché tras otro, es un “haremos que vendas más mejorando tus procesos productivos”  eso minimizando costes y maximiando el ROI, por favor, seguro que pueden hacerlo mejor, pero lo del powerpoint se merece otro post, o puede que incluso un libro.

Anuncios

Lo siento pero el diablo seguirá vistiendo de Prada, no de Zara.

Hay un libro que siempre recomiendo, Mientras Vivimos de Maruja Torres, creo que es su mejor libro con diferencia y empieza con un párrafo delicioso:

Hoy es el principio de su vida. Por primera vez, alguien la espera. Judit no ha nacido para lucir ropa barata. Nunca será sorprendida en los probadores de Zara, embutiéndose en un sinfín de prendas, ni laveremos competir con una multitud de chicas de su edad en las rebajas de unos grandes almacenes. Judit posee el don o la condena del desprecio por lo falso. No quiere, si no puede. Por eso no se viste: se disfraza. Porque no se conforma con menos que lo auténtico y, como carece de todo, se lo inventa. De esa privación absoluta nace su fuerza, se alimenta su fe.

Hecha la nota cultural, y identificandome con Judit, acabo de ver este anuncio de Zara,

¿Alguien ve un modelo de Zara de forma completa? Estos procesos de creación de marca tan chic, me desquician, ¿es necesario el blanco y negro? ¿Es el  neo “vintage” aceptable? La falta de creatividad me desborda, la gente aburrida es tóxica, como diría Chanel, en los últimos años cada vez que voy a Zara salgo con las manos vacías, antes era un sitio donde encontraba cosas que ponerme, ahora, cuando todo es un cuadro, no digo que no haya cosas bonitas, yo veo poco, si no que los cuadros han invadido las tiendas y en el caso de los hombres, tengo gemelos grandes, los pantalones no me entran, siempre digo, no tengo cuerpo de Zara.

Alternativas, las hay claro, más caras. El low cost de la moda (y ya de low cost con estos sueldos en España…) ya no es aceptable para mi, y me gustaría pensar que puedo entrar a Hugo Boss, pero no es el caso y no las alternativas tipo HyM son aún peores, porque el vintage no me interesa, y las rayas horizontales… menos. La melancolía está bien en la literatura aunque no venda, y permitánme la expresión, una mierda. Ahora es algo del tipo, un tío con una espada matando dragones o un niño que hace magia y sí me sale el ego, comparándolo con clásicos como Proust que es un 4 como yo en el eneagrama o el gran genio de la literatura Wilde. En la moda, creo que se puede ser más arriesgado o al menos seamos clásicos y no vintage, que son términos bastante diferentes.

Hace tiempo leí en una entrevista en el País a D&G, criticar como se copiaban los modelos, entre ellos había una multinacional española, que no nombraban, lo hacía. Eran los tiempos en los que pasearse por Zara, era encontrar cosas que podías ponerte, a precios asequibles,  pero la base del problema es la misma:

Cuando estás creciendo te esfuerzas, cuando ya eres grande, creas la tendencia y ese es el problema, que intentas achicarme los gemelos, y marcarme más las mollas laterales con los cuadros y Zara y no puedo cambiar de cuerpo, como de camisa.

Al final va a ser verdad mi frase: No pienso pagar por ponerme algo, que lo que realmente quiero es que me quiten.

Evo, Acto I

Queridos y queridas, dada la vulgaridad actual, mi interés es denunciar que la moda es algo horrible y que como dijo Wilde por eso hay que cambiarla 6 meses, que las imitaciones a veces superan al original y que sólo los superficiales se conocen a si mismos.

Los pasos a seguir son sencillos, primero un blog, para escribir mis opiniones y luego  un facebook, me horroriza Google plus, o quizás un twitter para ser absolutamente moderno.
Lo más importante en este blog: Todas las opiniones son respetables, incluso aquellas que erróneamente, difieren de las mías.
Un abrazo