Cielo meláncolico

Hacía tiempo que no escuchaba una canción, que me llegará tan dentro, que me recordaba lo bonito que puede llegar a ser el dolor tranquilo, de como nos inunda y nos traslada a un momento donde la mezcla del amor que lo produjo y pérdida actual se funden, para dar luegar a un entendimiento superior. El dolor sana, que cuando lo sacas florece y tras eso, se funde como los cerezos en flor, azotados por el viento.

El dolor, está asociado al amor, son indisolubles y dos caras de una moneda, de una moneda antigua y valiosa. El sufrimiento sería la moneda falsa, lo que creamos en nuestra mente, por traumas, posiblemente infantiles y que nos lleva al desasosiego, que nos desgarra  y cuando lo hace nos astilla, alejándonos de el único fin que todo ser humano debería encontrar: La paz interior.

La paz interior, es lo más bello que podamos encontrar, y está se encuentra, haciendo la última y la más difícil de las elecciones, el amor sobre el miedo. Y creo, que muchos andamos perdidos en ese camino, pero que una vez empezado, habrá momentos y regalos como está canción, que aquellos a los que nos dieron el castigo de una intensa emocionalidad, también nos regalaron una grandiosa sensibilidad, que sentir el infiero también me da derecho a tocar el cielo.

Gracias Goldfrapp.

La letra de la canción, está por ahí, sería fácil copiarla, pero mejor que cada uno la lea, por si mismo o simplemente se deje llevar por ella y la sienta a su manera.

 

 

 

Anuncios

Las comparaciones son odiosas, pero Amy Winehouse es mucho mejor que Adele…

Ahora estoy escuchando a Amy Winehouse, cuando lo hacía en directo y sólo puedo decir, que entre Adele, que no digo que la chiquilla no tenga voz, no es el caso, pero para mi es una triste, es un poco como una cantante de ópera contemporánea, y la ópera, es clásica y para eso soy un poco ordenado. Some like U es más triste que una tienda de animales, como dirían los Hidrogenesse.

Adele, y esa frase, Never Mind I’ll find someone like you.. Querida, si te han dejado, por salud mental, elige una persona distinta…

Amy tenía garra, fuerza, era lo que la caracterizaba, más allá de otros problemas, creo que el error está en considerar al artista, como ya comenté en un post anterior, por encima de su obra. Ella, era un gran artista, componía, cantaba y cuando versionaba aportaba un elemento diferenciador.

Creo que ha sido el único CD que tengo original en varios años, Hidden Treasures, realmente, no hay que realizar comparaciones, sobre todo porque al final, los muertos superan a los vivos, porque pasan a ser leyendas sin su decadencia posterior, que es un envío directo al olvido para muchos artistas.  Opino que por eso la gente quiere a Marisol, pero siente un poco de pena por Camilo Sesto y su mola mazo.

Hay que saber envejecer, hay que saber retirarse y decir adios y es ahí donde la mayoría se equivoca, es donde se empiezan a hacer versiones de temas antiguos o se sacan discos con una canción medio qué y el resto pura bazofia y a intentar vivir de las rentas.

Luego esta el error, de considerar la voz como elemento fundamental del artista (cantante en este caso)…  y si fuera por eso, Rosa, la ganadora de Operación Triunfo estaría muy alto, o Mónica Naranjo, que aunque pone empeño, creo que después del desátame, ha sido devorada por ella misma,  son personas con una gran voz, pero quizás falte algo en la ecuación, que es algo más químico o cuántico, que nos hace vibrar más allá de sus cuerdas vocales, que es por lo que supongo que a la gente le gusta Madonna, (a mi me gustan algunas canciones), porque voz no tiene, pero ¿quién pondría en duda que es un gran artista?

Y no tengo solución a nada de lo que escribo, no sé que hace a alguien artista, no sé cantar, ni tengo voz para hacerlo, tampoco es mi intención, sólo me gusta aclarar puntos de vista, como que el que venda mucho, no hace que alguien sea mejor, para muestra, una mayoría de los españoles votamos a Zapatero, otro montón han votado a Rajoy y ambas personas son un error elegidos por una mayoría, tampoco hay solución a esta ecuación política, como a la artística.