Ferrero Rocher, la expresión del buen gusto.

Me gustan los Ferrero Rocher, los de toda la vida, no tanto los de cereza.


Pero, ¿tienen que hacer un anuncio tan soso? Esa gente tan tiesa, parece disfrutar poco de esos bombones, es como si se tratase de un pecado, por no hablar de la delgadez. No señores, los Ferrero están buenos, saquen a gente que disfrute comiendo, no pasa nada, porque no sean tan perfectos y sobre todo tan delgados.

La gula es un pecado, y los de Ferrero lo promueven, yo soy fiel defensor de las tentaciones, la única forma de evitarlas es… ¡cayendo en ellas! así que todo está bien, salvo la delgadez y la tontería, sobre todo en navidades.

También soy fiel defensor del minimalismo, pero en Navidades… lo siento son barrocas y horteras, el rojo, el verde y el azul en navidades, pegan (en el árbol) en la ropa, podría ser detenido/a por escándalo público.

Mi consejo sería, saquen en el anuncio a personas que realmente sientan los placeres de la gula, se regodeen, yo pondría mi foto, acabo de comerme a los que he hecho la fotografía, cinco, y los he disfrutado, eso sí, previo jamón ibérico, de cebo, no está la cosa para derroches innecesarios, algún marisco y carne, sí es día 25 y el día 7, tras el roscón, volveré al gimnasio y a la dieta.

Al final creo que comenten,  uno de los pecados más graves el “Wanabismo”, el querer y no poder, aunque he de reconocer que también peco de este.  Entre la gula, la envida, la lujuria y la vanidad… van a tener que crear un infierno para mi solo : ).

Abrazos

Evo.

Anuncios