Lo siento pero el diablo seguirá vistiendo de Prada, no de Zara.

Hay un libro que siempre recomiendo, Mientras Vivimos de Maruja Torres, creo que es su mejor libro con diferencia y empieza con un párrafo delicioso:

Hoy es el principio de su vida. Por primera vez, alguien la espera. Judit no ha nacido para lucir ropa barata. Nunca será sorprendida en los probadores de Zara, embutiéndose en un sinfín de prendas, ni laveremos competir con una multitud de chicas de su edad en las rebajas de unos grandes almacenes. Judit posee el don o la condena del desprecio por lo falso. No quiere, si no puede. Por eso no se viste: se disfraza. Porque no se conforma con menos que lo auténtico y, como carece de todo, se lo inventa. De esa privación absoluta nace su fuerza, se alimenta su fe.

Hecha la nota cultural, y identificandome con Judit, acabo de ver este anuncio de Zara,

¿Alguien ve un modelo de Zara de forma completa? Estos procesos de creación de marca tan chic, me desquician, ¿es necesario el blanco y negro? ¿Es el  neo “vintage” aceptable? La falta de creatividad me desborda, la gente aburrida es tóxica, como diría Chanel, en los últimos años cada vez que voy a Zara salgo con las manos vacías, antes era un sitio donde encontraba cosas que ponerme, ahora, cuando todo es un cuadro, no digo que no haya cosas bonitas, yo veo poco, si no que los cuadros han invadido las tiendas y en el caso de los hombres, tengo gemelos grandes, los pantalones no me entran, siempre digo, no tengo cuerpo de Zara.

Alternativas, las hay claro, más caras. El low cost de la moda (y ya de low cost con estos sueldos en España…) ya no es aceptable para mi, y me gustaría pensar que puedo entrar a Hugo Boss, pero no es el caso y no las alternativas tipo HyM son aún peores, porque el vintage no me interesa, y las rayas horizontales… menos. La melancolía está bien en la literatura aunque no venda, y permitánme la expresión, una mierda. Ahora es algo del tipo, un tío con una espada matando dragones o un niño que hace magia y sí me sale el ego, comparándolo con clásicos como Proust que es un 4 como yo en el eneagrama o el gran genio de la literatura Wilde. En la moda, creo que se puede ser más arriesgado o al menos seamos clásicos y no vintage, que son términos bastante diferentes.

Hace tiempo leí en una entrevista en el País a D&G, criticar como se copiaban los modelos, entre ellos había una multinacional española, que no nombraban, lo hacía. Eran los tiempos en los que pasearse por Zara, era encontrar cosas que podías ponerte, a precios asequibles,  pero la base del problema es la misma:

Cuando estás creciendo te esfuerzas, cuando ya eres grande, creas la tendencia y ese es el problema, que intentas achicarme los gemelos, y marcarme más las mollas laterales con los cuadros y Zara y no puedo cambiar de cuerpo, como de camisa.

Al final va a ser verdad mi frase: No pienso pagar por ponerme algo, que lo que realmente quiero es que me quiten.

Anuncios

Neoclor, Anuncios de mi infancia

Uno de los anuncios que más recuerdo es sin duda los de neoclor, es sin duda uno de esos anuncios que con una musiquilla facilona, entraban y retenías en la memoria y prueba de que para hacer anuncios que recuerdas no hacen falta grandes prespuestos. No sé datos económicos, pero es muy curioso como probablemente 20 años después, no se las fechas exactas, pensando en escribir sobre publicidad y anuncios antigüos sea este el que viene a mi mente.

¿tenéis algún anuncio que recordéis de vuestra infancia?

Remodelaciones de canciones para su uso publicitario

La publicidad es algo que me fascina como ya puse con el anuncio de Ferrero Rocher, ahora he visto que dos compañías de seguros utilizan canciones conocidas para sus anuncios.

Por un lado Mutua Seguros utiliza la canción de Amy Winehouse (una de mis cantantes fetiche), otra Pelayo, el ni tú ni nadie, de otras de mis cantantes de cabecera Alaska, ahora con Fangoria.

Realmente creo que hacer divertido algo como pueda ser el sector seguros es complicado y esto es un buen intento, aunque sinceramente, el seleccionador nacional, no lo veo yo como muy divertido y creo que es donde Pelayo falla, por no hablar de que el fútbol no me interesa en absoluto.

De todas formas, echo en falta propuestas más arriesgadas en la publicidad actual, porque creo que lo políticamente correcto, se está comiendo este sector y que gracias a internet está empezando unas nuevas ideas, pero que surgen probablemente de lo espontáneo y casual, que de unas grandes corporaciones publicitarias.

La publicidad por encima de la obra: La decadencia.

Siempre he sido muy crítico con Picasso, siempre, porque para mí es el fiel retrato de cuando un artista supera a su obra y por encima de lo que hiciera ya era un Picasso, esto, es una barbaridad, porque habrá obras mejores y peores, pero no todas son excelentes y muchas quizás sí lo sean. Entiendo poco de arte y Picasso no entra dentro de mis favoritos.

Es una de las consecuencias del mercantilismo, olvidarse de la obra y centrarse en la venta, a eso ha influenciado mucho la publicidad, algo creativo y que como tal debería estar a servicio del arte, en conjunción por supuesto con el marketing, que ha hecho, que cualquiera con un poco de “arte”, sabiéndose mover, puede llegar a cualquier parte, porque no importa lo creativo, lo que importa es si tu obra se vende y al final se vende, lo que se publicita de una forma u otra, un círculo vicioso, al servicio de la infelicidad que es sinónimo de consumismo y “filosofía occidental”.

Si visitan este enlace, Dior Contrataca, verán Mila, la cual desconozco, llevando un bolso, un bolso que podría llevar cualquier persona, si el precio no fuera prohibitivo,  es un accesorio como otro cualquiera sin grandes diferencias artísticas con uno que puedas encontrar en un Zara cualquiera. ¿Qué lo diferencia? La publicidad.

Y dirána tejidos, texturas, como si la mayoría supieramos diferenciar lo falso, de lo auténtico, sobre todo porque todo este mundo en el que vivimos es una feria de vanidades y todos, como en mujeres desesperadas, intentamos hacer que de cara al exterior, nuestra vida sea perfecta y cuando nosotros somos los falsos ¿importa que el bolso sea auténtico? La respuesta es claramente no.

Por eso, me gusta la literatura, aunque ahora tengo poco tiempo, por eso sigo amando los clásicos, a Proust y Wilde, porque al final es donde se nota la diferencia, entre los que se entregaron a su obra y otros en los que su obra fue entregada a ellos. Por eso, todavía creo en algunos grupos de música, que experimentan a pesar del descalabro que puedan sufrir, porque el arte debería estar por encima del dinero, porque la felicidad debería estarlo, y por supuesto el amor, como máxima llave a la única meta posible, nuestra propia felicidad.

Intentamos hacer que nuestras vidas sea como un bolso de Prada, elegante y lujosa, cuando realmente la vida no es el continente, es el contenido.

Un abrazo a todos.

Paris Hilton Versus Mario Vaquerizo

Siempre he encontrado fascinante es la creación de marcas personales, de levantarnos un día y en lugar de ser un cualquiera, a ser una eminencia. Y esto es raro, complicado, aunque con tanta telebasura nos haga parecer sencillo.

Hay personajes que siempre encontré encantadores, y lo digo sin ironía: el Pozi, otros aburridos como el padre Apeles, me causaba sopor.

Pero luego están los PERSONAJES en mayúsculas, gente que no queda claro lo que hacen, pero están en todas partes. El máximo exponente es Paris Hilton, que según leí en el último Vanity Fair, cobra 300.000 euros por ir a una fiesta y cobra auténticas fortunas por sus perfumes. Profesión desconocida, pero talento, por mucho que nos pese, tiene bastante, al menos desde la perspectiva del marketing, una auténtica máquina de hacer dinero.

Pero como no podría ser menos en el terreno patrio, tenemos a Mario Vaquerizo, que está pasando de ser el marido de Alaska, a una ya fusión de “Alaska y Mario”, que podría terminar en el “Alaska es la mujer de Mario Vaquerizo”. Me sorprende la alta aceptación del personaje, de hecho conozco gente que lo admira y cuando lo veo, me hago muchas preguntas, lógicamente en una democracia la mayoría tiene razón (aunque esto es muy discutible) sobre todo en temas banales.

Creo que es un fenómeno a estudiar, como gente extraña nos llega ¿Qué es lo que nos llama?. Sin haber leído biografías, ni estudiado demasiado el tema, ambos tienen una similitud, en mi opinión, juegan a no enterarse de mucho, a  esa “rubiada”, aunque Mario sea moreno. También ambos se dedican a la “música”, he de reconocer que ambos tienen temas que me gustan, el disco de París me parece divertido, al igual que muchas canciones de las Nancys Rubias, creo que también hay  una parte excéntrica, pero al final creo que todo se resume a una frase de Wilde:

La naturalidad es la más difícil de las poses.

Y creo que somos muchos los que valoramos la autenticidad, como el máximo valor posible, y creo que ambos lo poseen, nos tragamos esa pose, sea real o inventada, al final no importan lo que es, sino lo que pensamos que es, aunque esa pose naturalidad sea una extrema artificiosidad, y aunque al final, todo sea una pose, porque como también dijo Wilde: la vida es una obra de teatro con un reparto deplorable.

Por su puesto, mi felicitación para ambos.

Inocencia y Cremas

Parece que ha muerto Chita y no ha sido una inocentada, he visto la referencia en periódicos extranjeros.  Las redes sociales han acabado con este precioso día, porque pones algo y siempre hay algún listillo que pone: Inocente…

El día de los inocentes es el último resquicio de inocencia que nos quedaba, ahora sólo los niños y el día de reyes, mientras Santa gana adeptos y vamos perdiendo algo más de indentidad patria, si bien debemos ir acercándonos al modelo alemán respecto a tradiciones.

Todavía recuerdo cuando era pequeño, era otro siglo, (pero eso es lo de menos, llevo con cumpliendo 25 desde hace casi 10 años, además lo bueno es que cuando te pregutan la edad y dices: 25, la gente te mira entre asustada e incredúla, recomiendo hagan la prueba si estan por encima de la treintena) vivías para estos días, donde los playmobil eran el gran regalo, ahora son videojuegos o tablets. Y es que, como dice la canción, horrible en mi no humilde opinión, como hemos cambiado.

Pero bueno, no voy a entrar en la nostalgia y pensar que cualquier tiempo pasado fue mejor, porque es mentira, cuando sea rico, seré más feliz, porque pensar que se puede ser feliz con poco, es lícito y puede que cierto, pero de momento no lo veo, sobre todo porque estoy radiante cuando entro en una perfumería y veo Shiseido. He de reconocer que hay dos cremas, que tras probar mucho me han ido muy bien, por encima de otras como Dior,  Boss o Clinique: Biotherm Aquasource que encima es asequible y  la hidratante para el contorno de ojos para hombre de Shiseido.

De todas formas, siempre he encontrado fascinante el mundo de la crema y perfumería, porque pagas mucho más por algo de lo que realmente vale y lo gracioso es que la publicidad suele ser más bien sútil. Quizás aquí el Tao lo explique, y hay que tomar una “actitud más de mujer” y sumisa porque es la actitud realmente fuerte, como pueda ser la del agua: patrocinios y que la gente te vea cuando vas al Corté Inglés y revistas tipo Vogue o Vanity Fair, de esta última sí soy lector, porque encuentro fascinante desde el punto de vista de la fotografía.

Respecto a los perfumes, es muy curioso, cuando encuentras las imitaciones y en algunos casos son casi impereceptibles o haces pruebas como pude hacer el otro día entre original y copia, y la gente prefería la copia, porque era más suave.

Realmente la publicidad es el arte de la mentira o bien hacer que se confunda los términos valor y precio. Y realmente nosotros somos un anuncio continuo, en una vida donde nos prostituimos, por cariño en el peor de los casos y por dinero en el mejor.

Por cierto, he creado mi cuenta en twitter, @evomusas

Ferrero Rocher, la expresión del buen gusto.

Me gustan los Ferrero Rocher, los de toda la vida, no tanto los de cereza.


Pero, ¿tienen que hacer un anuncio tan soso? Esa gente tan tiesa, parece disfrutar poco de esos bombones, es como si se tratase de un pecado, por no hablar de la delgadez. No señores, los Ferrero están buenos, saquen a gente que disfrute comiendo, no pasa nada, porque no sean tan perfectos y sobre todo tan delgados.

La gula es un pecado, y los de Ferrero lo promueven, yo soy fiel defensor de las tentaciones, la única forma de evitarlas es… ¡cayendo en ellas! así que todo está bien, salvo la delgadez y la tontería, sobre todo en navidades.

También soy fiel defensor del minimalismo, pero en Navidades… lo siento son barrocas y horteras, el rojo, el verde y el azul en navidades, pegan (en el árbol) en la ropa, podría ser detenido/a por escándalo público.

Mi consejo sería, saquen en el anuncio a personas que realmente sientan los placeres de la gula, se regodeen, yo pondría mi foto, acabo de comerme a los que he hecho la fotografía, cinco, y los he disfrutado, eso sí, previo jamón ibérico, de cebo, no está la cosa para derroches innecesarios, algún marisco y carne, sí es día 25 y el día 7, tras el roscón, volveré al gimnasio y a la dieta.

Al final creo que comenten,  uno de los pecados más graves el “Wanabismo”, el querer y no poder, aunque he de reconocer que también peco de este.  Entre la gula, la envida, la lujuria y la vanidad… van a tener que crear un infierno para mi solo : ).

Abrazos

Evo.