La maldad

Una guerra puede ser justa, no siempre ambos bandos son iguales, los que defienden unos ideales basados en la igualdad y libertad, están muy por encima de los que pretenden arrebatar esos derechos que son siempre nuestros, simplemente por el hecho de haber nacido. Una de esas fuentes de maldad es la religión, es una batalla silenciosa, pero ni se basa en la igualdad, ni mucho menos quieren dejarnos libres.

El último exabrupto ha provenido de la religión musulmana,  como la mayor parte o todos en los últimos tiempos,  los que piensan que la religión no tiene nada que ver, por desgracia están equivocados, sin ella, esto no habría pasado, habría otras guerras, por el petroleo, por un territorio, al final, por dinero, puesto que el dinero, es otra religión, el consumismo, es la religión con más seguidores que tenemos en la actualidad.

Soy creyente, no sé en que exactamente, pero la idea de un Dios, desconocido por mí, me reconforta, pero este Dios, no tiene nada que ver con interpretaciones que intentan arrebatarme la libertad, diciendo que es lo que hay que hacer y que es lo que no, en lo que si estoy de acuerdo con ellas es en intentar amar al prójimo, por muy hijo de puta que sea este. Puesto que el odio, es la oscuridad, donde andamos ciegos, el amor es la luz, y solo la luz puede acabar con esa oscuridad que nos amarga e invade.

Cuando vi las fotos en algún periódico, vi que es el amor lo que siempre marca la diferencia, la gente que se ponía a ayudar a otra gente, la gente que va a donar sangre, es el amor, el que siempre marca la diferencia, es el que mantiene la esperanza de que una ciudad vuelva a ser la que era, la que hace que tengas ganas de levantarte cada mañana, pero las religiones, y el capitalismo es una de ellas,  lo atacan, las primeras diciendo como hay que amar, cuando el amor es libre, la segunda, nos dice primero el dinero, luego vendrá el amor, como si este, que siempre es pobre en el sentido físico, porque nada se puede esperar, tuviese algo que ver con él.

Hoy gente llena de odio, no pienso hablar de vulgares asesinos montados en furgonetas, a esos no pienso dedicarles tiempo, habrá otras personas llenas de odio, que clamarán contra otras personas, buscarán responsables, utilizarán, como han utilizado el lenguaje como arma arrojadiza, y se olvidan, de que alimentar el odio, es darle alas a la maldad, que se nutre de lo peor de nosotros, de nuestra sombra, no pensemos que si sembramos odio, recogeremos otra cosa.

Quiero dar las gracias a esas personas que están ayudando de verdad, que ayer ayudaron, porque son ellas las que marcan la diferencia, las fuerzas de seguridad igualmente que velan por nuestra libertad. Y solo tenemos que recordar, que el amor siempre ganará, porque el odio, es siempre autodestructivo.

 

Anuncios

Coruña

Acabo de pasar estos días en Coruña, una ciudad que estéticamente me ha dicho nada, y gastronómicamente, mucho. Igual que no fui capaz de encontrar algo que me dijera aquí me gustaría vivir, no hubo un sitio donde comiera que dijera aquí no podría comer. El estómago versus el sentido de la belleza.

Nos hizo buen tiempo,  ayer ya empeoró bastante, el clima supongo que es como el caracter asociado a los gallegos que no se sabe si va o viene. De todas formas, como Logroño, es una ciudad en la que no me gustaría vivir el gris puede ser elegante pero el cielo de mi Málaga, es como un zafiro en medio de un montón de baratijas. Y supongo que a los gallegos, le gustara más Galicia, es normal, porque al final, no son las vistas, son las percepciones, son las emociones, las que determinan donde queremos vivir.

También estuve en Redes, me tomé un Bloody Mary en la casa donde Almodóvar grabó Julieta, cosas pintorescas que se te presentan, pero hay que socializar y sigo pensando que eso no es lo mío, y que por ello, profesionalmente no voy a llegar lejos. No se puede llegar lejos en un país donde para triunfar es necesario ser enchufado. Luego comimos en una casa contigua, unas escaleras bajan al mar cuando la marea está alta, no a la playa, al mar, podrías sentarte y que tus pies toquen el agua, es una de esas maravillas que un “desarrollo” inmobiliario  atroz hizo en su momento, pero que hacen que los afortunados disfruten de una maravilla posteriormente, los anfitriones fueron encantadores, la comida buena.  Me sorprendió que dos personas llegaran en un kayak, subieran a casa, se tomaran un café mientras los dueñios estaban echándose la siesta y se marcharan. Este grado de confianza, me extranó y al mismo tiempo me maravilló, como cuando estas malo en la infancia y tu madre se pasa para ver como estás, un grado de confianza infinito, de saber que pase lo que pase, estarán ahí.

Pornografía elegante

Estoy  matando el tiempo, nunca mejor dicho  y me ha surgido una duda, en alguna ocasión he mandado alguna foto mía desnudo y me surge esta pregunta ¿Puede el porno ser elegante?¿Puede un miembro viril, una vagina abierta, ser elegante? Y creo que no, que la elegancia es sutil, la pornografía es explícita y clara, es como pretender que un Mondrian sea curvo, un imposible.

Sin embargo recuerdo cuando leí Teleny, partes adjudicadas a Wilde o al marqués de Sade, que en algunos momentos parecía que aquello estaba bien escrito, por lo que en la literatura quizás si quepa esa posibilidad, al final como decía Wilde, los libros están bien o mal escritos eso es todo. Pero lo visual es distinto, ¿o no?, la claridad, lo obvio mata el misterio y al final ¿qué es una vida sin misterio? ¿qué es una vida donde reinan las matemáticas y dadas unas consecuencias, el resultado será el mismo?

Es mejor entregarse al caos, aunque a veces, la pornografía llegue al arte como con Pollock, y tengamos esa obviedad y esa vulgaridad entretenida que es la pornografía, pero solo a veces, porque el misterio y lo sutil, al final son los elementos que me gustan que dirijan en mi vida.

 

Frescor

Ayer llegué de Málaga a Madrid, pasé de la playa a un calor infernal, la casa era un horno, el calor me agota, no lo encuentro útil. No dormí bien, pero hoy abrí las ventanas y corre algo de aire fresco, al final todo es contraste, valoro el frescor, la corriente que entra por la ventana y mueve las cortinas, porque ayer me sentía asfixiado. Son los contrastes los que delimitan la vida, son las comparaciones las que dan un significado. Los ojos se me bajan, como lo hacen las persianas en una calurosa ciudad al medio día y son solo las 10, tampoco me espera nadie ni hay nada que ver en Netflix como para que aguante.

Abandono

Abandoné este blog, porque ya no tenía sentido, durante unos 90 días me obligué a escribir todos los días, porque pensaba que la creatividad así se haría más fuerte, no ha sido así que yo sepa.

Abandonarse puede parecer mal a primera vista, pero es positivo, debemos abandonarnos a la vida y a la muerte, abandonarnos a la experiencia de estar desnudos en el mar como estaba yo ayer. ¿No es acaso abandonarse totalmente, la experiencia más vital?. La lucha, se ve como algo positivo, pero cansa estar siempre con espadas en alto, no descansas. Estoy cansado.

Estas vacaciones estuvo J. en Málaga, una semana intenté no hacer planes, porque no puedo más con una vida planificada en contra de mis gustos. Tener planificados todos los fines de semana del mes siguiente me agota, el hoy quedamos con A y mañana con B, el venir a Málaga y como la vez anterior no quedé con C quedar con D. Es esto la peor prostitución posible, pues no saco rédito alguno, saco mi hartazgo.

Sin embargo, si no hay planes, no me frustro, quedo si podemos, me entrego a una libertad diferente, a la del azar, ¿no es acaso así la vida? Puro azar. Si Dios existe, todo es su voluntad por incomprensible que nos parezca, si no existe y  la muerte es el fin de todo, el caos es aún mayor, porque el fin definitivo puede estar a un paso de cebra de distancia. Nos movemos en una aleatoriedad divina o fortuita, pero aleatoriedad al fin y al cabo.

Es hora de izar las velas, porque resistirse es inútil.

 

Horóscopos

Soy géminis, y creo que aqui acaba todo lo que tiene que ver con los horóscopos, el sábado leí dos predicciones en dos libros diferentes en una libreria preciosa que hay en Logroño, con una cafetería incluída.  Ambas predicciones eran antagónicas, así que o los dos mienten o uno miente y opto por lo primero.

En su momento me encantaban, el pensar en el destino y las estrellas, como si todo estuviese predeterminado, esperando que Júpiter hiciese un buen aspecto a mi horóscopo y confiando en que Saturno no hiciese lo mismo. Pues creo que no funciona así, creo que la vida es lo que hay y es la única certeza que tengo.

Este fin de semana, murio un bebé de una familia amiga de J, la impotencia es soberbia cuando no puedes hacer nada por salvar al inocente,  como los horóscopos, Dios, si existe, es incomprensible para mí.  La muerte, es un fenómeno enigmático que me hace preguntar, ¿qué pasa tras ella? Y nadie tiene pruebas de que es lo que pasa, si es que pasa algo, porque no está tampoco demostrado, por la imposibilidad del mismo, que no pase nada. El empirismo no demuestra nada.

Y para rematar miro el tiempo y parece que no va a ser bueno en Semana Santa, no parece que vaya a ser malo, pero bueno tampoco, amenazante como siempre con posibles lluvias que dejen los tronos encerrados, J quiere ver una procesión supongo que tendrá que ser el Viernes Santo, si es que el jueves, chispea, todavía falta bastante, espero que cambie la previsión, y esas posibilidades de lluvia se evaporen, porque estar de vacaciones con lluvia, no mola nada, otra prueba de que Dios es incomprensible, el que en días como estos, donde muchas personas, tanto devotos como ateos, disfrutan de unas vacaciones, el tiempo sea malo, con lo fácil que sería que lloviese cuando estamos todos en las oficinas.

 

Lavadoras

Tengo la ropa tendida al lado, todo para que cuando venga la chica el martes, la doble y guarde, es algo que no me gusta nada, se me da mal, doblar jerseys, no podría trabajar en una tienda de ropa, y sé que se me da mal porque no lo intento, pero ¿para qué intentar aprender aquello que no nos interesa? ¿No es acaso una derrota?

Sigo sin saber que me hace feliz, mi estado de tranquilidad de corresponde al entretenimiento, no a esa sonrisa de aquellos que están en otra parte, en un mundo separado del mío.  Hoy iré a Logroño, mi única vez en Abril, creo, porque el resto será J el que venga, es su cumpleaños este fin de semana. El próximo finde viene él, y ya sel siguiente es semana santa e iremos a Málaga.

El que ahora está más caballito que nunca y yo con miedo, donde gran parte del mismo proviene de no tener suficiente dinero, de la inseguridad que me genera esto. Y no soy capaz de hacer mucho por salir de esta situación ,esa vocecita interna de “quédate como estás, que no estás tan mal” es tan poderosa, es la rutina que elijo vivir, la que me mantiene en este páramo, a veces luminoso, a veces más oscuro. Y los años pasan y la vida se debilita.

Pero hay algo que sé que está ahí, es la energía, la meditación, eso sí me llama la atención, es ahí donde me da pereza entrar, donde ese personaje vago, que quiere quedarse tendido en el sofá, entretenido, como una diva que ya nunca volverá a actuar, quiere dejarme. Es una extraña batalla, entre un drenaje energético que me permite seguir viviendo, como el que lleva una bombona de oxígeno para poder respirar y el miedo a soltarla por morirme y ver si puedo respirar por mi mismo. Tendré que seguir mirando esta vía.