Explorar

Ayer tuve sicoterapeuta, y me tocó hablar de mi situación actual, aburrimiento y frustración, realmente llevo así mucho tiempo, me acordé de cuando estaba en Málaga, mi primer trabajo, en el cual tenía un horario digno de 7,30 a 3,30, de las tardes en Torremolinos, comiendo una ensalada en el Mcdonalds, así perdí 10 kilos y después un café con Bayleis y hielo en un bar que estaba incrustado en una casita blanca. Entonces acertadamente, me dijo, que ese trabajo el cual yo previamente dije que sí me había gustado, no era tal, lo que me gustaba era disfrutar al salir.

Qué debo explorar otras ideas, donde puedo no llegar, pero al menos intentarlo, porque me he metido en un circulo vicioso, de aburrimiento-frustración y con suerte entretenimiento, pero esto hace que me haga preguntas demasiado existencialistas, por ejemplo ¿para qué vivir? Claro, es que no disfruto.  Y saco otra carta, y vuelve salir oros, esta vez el caballo de Oros,

CABALLO-OROS-waite

Un caballo,para mi representa un viaje, pero ¿donde?, porque lo que tiene por delante, parece poco apetecible, un paisaje árido, aunque también puede mirar para abandonar el paisaje, y dirigirse a lo desconocido, por última vez. Lo que me llama la atención es la guirnalda que tiene el caballo, le da un toque gracioso a la imagen, un toque dulce, a pesar de que es negro,  un color que a mí me dice poco y que tiene representaciones asociadas al lujo o la muerte. También es cierto que en este caso, el caballo está quieto, no hay movimiento en la carta, lo que también representa mi estado actual, el estar listo, pero estar parado.

Así que representa la posibilidad de explorar, el caballo, pero mi inmovilismo. De hecho el caballo de oros es el único de los 4 que está parado.

Cómo salir, esta claro es moviéndose, pero quiero moverme hacia, no agitarme en que suele ser la costumbre.

Rey de Oros

Como ayer hoy sigo con el rey de oros delante,  preguntándome qué que me quiere decir, será que a fin de cuentas, el dinero, que es perceptible, pero un detalle dentro de la imagen debe ocupar un sitio, pero no todo el sitio. El toro,  y el vino están representando esta vez entiendo que Dionisio, el Dios del vino, siempre he sospechado que he de volverme más disfrutón y es lo que la carta quizás me diga, que me entregue al placer, a lo que me gusta, como Dionisio, a la locura, según la mitología romana, Baco (Dionisio) libera mediante el éxtasis y la locura una persona de su ser normal, mi ser normal, parece ser mi máscara.

rey-de-oros-waite

La contraposición al sufrimiento es el placer y esto, sí puedo hacerlo,  es decir disfrutar más porque al final es lo que me dice la carta, el sufrimiento continuo, no es que me desgaste, es que me quita literalmente las ganas de vivir, ¿para qué elijo vivir si casi todo lo siento como algo triste, aburrido cuando menos y catastrófico cuando más?  ¿cómo conecto con la alegría?  Quizás como apunta la carta o mi musa Wilde, lo fácil es conectar con el placer, un trozo de tarta, una canción, mostrarme desnudo… Esto si será un buen ejercicio.

Regresar

He dejado de escribir para ver que tal me sentía, si me sentaba mejor dejar de hacerlo, pero no ha sido así, realmente no hay diferencias entre si escribo o no, no al menos de forma perceptible.

Esta noche no he podido dormir, ni siquiera con el lexatin, puesto que voy a le dentista y me dirá lo que me dicen siempre, que tengo las encías mal, y que tengo que regresar no se cuando, esto ya me produce ansiedad, una sensación de lavarme los dientes, echarme colutorios e incluso los interdentales de vez en cuando para nada, unido a la escasez de azúcar que tomo, pero todo da igual. Importa más bien poco lo mucho que haga, es como en la vida, me puedo esforzar, pero escapa de mi control.

Por eso envidio a los cajeros de los supermercados, las limpiadoras, los fontaneros, las enfermeras, porque los imagino más inconscientes, más cotidianos, mas valientes, porque son ellos los que miran la vida a la cara, mientras que yo la miro con recelo, viendo peligros en cada esquina, donde yo transformaré las lagartijas en dragones, los mal llamados relaciones públicas de las puertas de los bares en castigadores de mi paseos y vivir así, es morir de miedo.

Ahora que releo esto, lo habré escrito varias veces ya, y sigo igual, da igual que vaya la sicoterapeuta, intente luchar contra mis demonios, donde el miedo a perder mi trabajo, a perder a mi madre, a no regresar a Málaga pronto,  la exageración de los actos cotidianos para autoinfligirme latigazos, como el dentista, como el saber que tengo que dar un curso, y apenas disponer de tiempo para prepararlo, porque ya en el trabajo no puedo.

Tras escribir esto, y volver a mirar las palabras veo que el problema quizás esté en mi imaginación, en irme a un futuro que desconozco,  irme del momento presente, el trasladarme a la consulta del dentista días antes, el tener tanto ruido en la cabeza con lo que podría ser y no es. La pregunta, es ¿cuándo abandonaré este patrón? ¿para qué lo utilizo? ¿pertenece esto a mi ser o a mi máscara? La última es fácil, es a mi máscara,  no creo que el ser de ninguna persona, sea el sufrimiento.

Mientras hago esto, he ido a coger una carta del tarot, para que responda mi pregunta, me ha salido el 5 de oros, la imagen habla por si sola, dos desamparados uno con muletas en el frío, es como me siento en muchas ocasiones, porque hay una iglesia, pero no pueden entrar, el saber que el refugio esta cerca y no encontrar la puerta.

El personaje de las muletas lleva una campana, así llamará la atención, se sabrá donde se encuentra por el tintineo. De todas formas si yo soy la carta, me llama la atención el arbol que forman las monedas en la iglesia, es como la planta que tiene sus frutos, es saber que detrás del muro que yo he creado está la salvación, y a pesar de todo la desgracia de la imagen los personajes están en movimiento, ¿qué busco? ¿dónde está la puerta?

5-de-oros-waite

He sacado otra carta, para que me hable, para qué me diga done está la puerta en este caso ha sido el rey de oros,

rey-de-oros-waite

 

Aquí la imagen es totalmente diferente, es un un rey, una persona sabia, sentada alrededor de la naturaleza, ha dejado el castillo atrás, le da la espalda, ya no es necesario, quizás sea donde se encontraba la vidriera del 5. Darle la espalda al castillo y avanzar… Hay muchas uvas, parras, incluso unas hojas tienen formas de pájaros que van a salir despegando, el rey está estoico, como aceptando lo que hay, ni más ni menos, no parece enfadado ni altivo,  no hay armas en la imagen, ni necesidad demostrar nada, está como entregado a la carta. La parra se utilizó para esconder las partes consideradas sexuales del cuerpo, pero aquí no se que pretenden decirme… Quizás lo hagan en otro momento. El rey tiene el pie sobre algo, algo feo, pero indistinguible, quizás el miedo.

Agua caliente

Hoy tuve que fregar los platos con agua fria a las 5.50 de la mañana, es verdad que no soy consicente de las comodidades hasta que las pierdo, así como mi casa parece una leonera y hoy cuando venga la muchacha de la limpieza será un sitio agradable de nuevo. Ir a un supermercado y comprar lo que necesito, ¿no debería estar agradecido por esto?

Este es el año en el que empiezo la 40, me iré de viaje lo que no estoy seguro es de donde, si un sitio que me guste, Mallorca  o un sitio nuevo, París, Menorca o Islas griegas. Solo el pensar en poder viajar, y que puedo hacerlo debería ser un motivo para estar agradecido. Lo que me amarga la vida es mi fijación en lo que no tengo, en lo que falta, como si fuese capaz de llenar todos los huecos del universo para encontrar la perfección en lo que a mí se refiere, pero en los demás, basta con una pincelada, para decir lo quiero o es maravilloso.

Hoy iré a la sicoterapeuta, la última vez discutimos, sobre lo que ella consideraba que era mi trabajo, por primera vez que recuerde, me hizo saltar la ira, por una cosa que no soporto, que se hable de un tema sin tener ni idea, del cual yo sé bastante, la ignorancia me pone nervioso, si bien dada la mayor toma de conciencia sobre mi mismo, también empiezo a darme cuenta de mi comportamiento, más inconsciente, como cuando me hago el interesado en cosas que me importan un mojón, que suelen ser la mayor parte de las conversaciones que mantengo, o no digo que no sé sobre algo y mantengo una charla, como si realmente supiese de lo que estoy hablando.

Esta parte me produce interés,  porque realmente, me quedaría mudo la mayor parte del día si solo hablase de lo que me gusta,  ¿por qué casi nada me interesa? Ahora pienso, que cosas me apasionan, me ha dado por los cactus, aquí también hay pragmatismo, el resto de plantas con mi casa que es el polo norte no aguantan, algún cactus se me ha muerto, lo cual ya es colmo de mis dotes jardineras… y la verdad es que en lo único que soy constante es en el gimnasio.

Ayer me lo pasé bien pensando, analizando la estructura de un sitio web, pensé, esto tiene valor, creo que mi parte analítica es la parte más sana que tengo, al final, es la que hizo que terminase mi carrera, o que se me considere bueno en mi trabajo. Desarrollar un hábito y ser constante, creo que es lo que me vendría bien, no puedo aprender inglés en un día o tener un cuerpo 10 en un día, o éxito en un día, es otra de mis creencias absurdas, la magia transformadora, pasar un día de 0 a 100, como si salvo excepciones, porque la magia de existir son excepciones, ese hechizo que me hiciera acostarme un día siendo un 4, y me levantase siendo David.

Tiempo

LLevaba mucho tiempo sin escribir y la verdad tampoco entiendo esto, he perdido la costumbre,y por las mañanas me ponía a ver una serie. Es verdad que necesito clases de inglés para mi nuevo trabajo, pero es la falta de tiempo lo que condiciona mi vida, es curioso que me falte algo que del que todos disponemos del mismo, 24 horas al día.

Dada la limitación del tiempo, está claro que la mejor opción es hacer lo que quiero y creo que la semana que viene hago los 6 años en Madrid, si bien los ciclos suelen ser de 7 años, supongo que en 2018 ya me tocaría moverme de aquí y esto es algo que me gustaría. Lo que me encantaría es Málaga, desde luego, pero cualquier otro sitio más barato y menos contaminado podría estar bien.  Este fin de semana, me he gastado en comer fuera más de 100 euros y la verdad es que no me gusta, porque es algo que no valoro. Si bien he socializado, este era uno de los objetivos de este año, el sábado cené con 4 amigos y J, el sábado echamos prácticamente el día con dos amigos de J y el domingo tomamos unas cañas con una amiga y vecina. Para bien, tomé ayer un café por la tarde con Momo.

Lo más destacado es sin duda, la comida del sábado y el café con Momo. El sábado estaba hecho polv0, además del trabajo de toda la semana, di clases el viernes tarde y también  el ´sabado por la  mañana, así que de ahí a dar la clase, estaba agotado cuando llegué y más aún cuando termine, la amiga de J, no para de hablar, pero su conversación me aburre, porque todo gira en torno a ella y sus gustos  hay dos tipos de gustos el suyo y el malo,  que por otro lado tiene asociado a lo caro, aunque es cierto que en muchos casos suelen ir de la mano, no es algo que siempre sea así, por ejemplo, en literatura los mejores libros son los de los autores clásicos, que además son los más baratos.También es muy dada a otra dicotomía, sus acciones y las que no importan, es un rey Sol, de buen corazón pero perdida en la inconsciencia de tener que ser especial para ser querida, esto me resuena mucho, porque he sido y todavía soy en gran parte así.

Para mí es agotador, porque  el esnobismo me encanta, pero un esnobismo drag y cutre, como cuando me río con mi amiga N y ella dice de forma afectada, que ya que ha triunfado, porque es panchita, pero se ha casado con un español y va a tener un piso en propiedad, y nos reimos, o yo hago comentarios del tipo, no sé como los dosmileuristas llegan a final de mes, que yo no llego y nos echamos unas risas, porque la economía no nos da para ser nobles y ya no estoy interesado en pretender sino en ser.

Por eso mi conversación con Momo me encantó, porque ella tiene el don de escuchar, por eso la llamo Momo y cuando te escucha plenamente, con sus grandes ojos, siempre abiertos y esa sonrisa infinita, me hace sentir bien. Ella no sabe que quiere hacer con su vida, sé que el don que tiene, es maravilloso y que es la única persona que conozco con dicho regalo, que debe explotarlo, pues será una explosión que como las estrellas, darán mucha luz y es complicado vivir de hacer feliz a alguien. Yo a ella la veo en una ONG ayudando a niños, a mujeres o inmigrantes, porque la bondad anida en ella, es de esas personas raras y que compensan a gente más chunga.

 

Cambiar para que todo siga igual

Ya llevo 3 días en mi nuevo trabajo, hay diferencias importantes con el anterior, pero la carga de trabajo es muy pequeña, supongo que posteriormente aumentará.No lo sé, y esto cada vez me importa menos.

Porque si en 2017 será mi año profesionalmente hablando, 2018 será el año en el que haré lo que quiero hacer, y esto es o vivir con J y/o vivir en Málaga. Ayer al acostarme pensaba en cajeros del Mercadona, que si los dos fuésemos cajeros de supermercado, llegaríamos a casa y veríamos la tele abrazados. ¿La sencillez me haría feliz? No lo sé, el barroquismo, no lo ha hecho. Y lo que me hace feliz cuando voy a Málaga es el mar, y cuando estoy con J es su presencia, es estar abrazados en el sofa, o dar un paseo por la calle.

Existe una creencia arraigada en nosotros, que viajar, que tener un casa grande y maravillosa, es lo que nos haría felices, ya a mi edad, sé que todo lo anterior es falso, que es el amor, lo que me va a hacer feliz y supongo que a la mayoría. Las personas más felices que he conocido eran las que ayudaban a los demás y para esto no hace falta dinero. El dinero es importante para pagar facturas, no podemos vivir sin él, sobre todo dado el coste los bienes básicos, luz, agua, alquiler… Y es incoherente porque acabo de mirar la primitiva y los euromillones y no he tenido suerte, como viene siendo costumbre en los juegos de azar, aquí rompo las leyes matemáticas y de la probabilidad, no es normal, que ni el reintegro… Al menos, veo que los premios en el euromillon son extraños solo el primero y el segundo merecen la pena, lo demás, es calderilla. A veces me pregunto, ¿cómo reaccionaria ante una cosa así, si me tocaran 1000 euros? porque estar cerca de un premio millonario y quedarme allí… es como saborear una piruleta que luego no es arrebatada, el conformismo no suele ir conmigo.

Nieve

El viernes empecé mi nuevo trabajo, este fin de semana al fin pude dormir del tirón algo más de 5 horas. El viernes vine a Logroño, empezó a nevar a medio camino, todo blanco, todo precioso. En el nuevo trabajo no sé como me va a ir, pero el antiguo es como lejano, quizás es como cuando tenemos problemas de visión, nos acostumbramos a él y empezamos a hacer una vida normal, hasta que nos ponemos unas gafas y entonces volvemos a ver con nitidez y descubrir detalles que antes pasaban desapercibidos.

Este próximo fin de semana volveré a Logroño, la verdad es que al final, es una lucha absurda, entre lo que me gustaría que fuera y lo que es. Como si mis deseos fuesen ordenes para un universo demasiado grande para hacerme caso. Cambiar de actitud me resulta complicado, si bien es cierto, que quizás si empiezo a salir algo por aquí encuentre alguna cafetería o lugar con encanto, donde me sienta como en casa.

Sé que hay una lección básica que me gustaría aprender y es la aceptación de lo que es, esto que es complicado para mí. Pero al final, como cuando eres niño, y empiezas a andar, tambaleándote de un lado a otro, cayéndote, creo que podré hacerlo.